Málaga

Desmantelada una banda que extorsionaba a ciudadanos rusos en Málaga y Madrid

  • Se han realzado registros en domicilios de Marbella, Estepona y Mijas

Uno de los detenidos de la banda desmantelada que extorsionaba a ciudadanos rusos en Málaga y Madrid. Uno de los detenidos de la banda desmantelada que extorsionaba a ciudadanos rusos en Málaga y Madrid.

Uno de los detenidos de la banda desmantelada que extorsionaba a ciudadanos rusos en Málaga y Madrid. / Policía Nacional

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal que, presuntamente, extorsionaba a ciudadanos de origen ruso en las provincias de Málaga y Madrid, a quienes reclamaban hasta 500.000 euros para evitar supuestos procesos judiciales en los que les hacían creer que estaban implicados.

Siete personas han sido detenidas, presuntamente acusadas de delito de extorsión, de blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal, que ya han ingresado en prisión, han explicado desde la Policía Nacional en un comunicado.

Las investigaciones policiales comenzaron a principios del año 2019, cuando se tuvo conocimiento de la presencia de esta estructura criminal en la provincia de Málaga.

Antes de cometer la extorsión, los arrestados realizaban un estudio previo y concienzudo de sus víctimas a fin de conocer sus circunstancias personales, profesionales e incluso penales que pudieran tener en Rusia.

Posteriormente, hacían creer a sus víctimas que la organización tenía el poder de generar procedimientos judiciales en Rusia y que, además, tenían acceso a las bases de datos policiales.

Para evitar la creación de estos procedimientos o, llegado el caso, para finalizarlos, solicitaban a sus víctimas que les abonasen 500.000 euros haciéndose pasar por intermediarios de las autoridades rusas.

Los detenidos actuaban, además, mostrando al extorsionado un supuesto informe policial, de apariencia absolutamente real, dirigido a un juez español, en el que la víctima era objeto de investigación por parte de la Policía.

También bajo esta última modalidad solicitaban el mismo importe, 500.000 euros, para "solventar" las consecuencias procesales que para el extorsionado pudiera tener el referido informe si finalmente llegaba a la autoridad judicial española a la que iba remitido.

Uno de los extorsionadores fue detenido in situ tras una reunión en Madrid, adonde viajó desde Rusia en plena pandemia, en la que acababa de cobrar 20.000 euros en efectivo del entorno de una de las víctimas después de dar las instrucciones de cómo realizar el pago de los 500.000 euros.

Todos los miembros de la organización llevaban un alto nivel de vida sin que desarrollaran ninguna actividad profesional, económica o empresarial conocida.

En los registros llevados a cabo en domicilios de Marbella, Estepona y Mijas, los agentes intervinieron diversa documentación en papel y digital, 45.000 euros en efectivo, cuatro vehículos de alta gama, así como gran cantidad de joyas, relojes y casi un centenar de bolsos de lujo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios