Movilidad

La bicicleta pública llega a la capital

  • El nuevo sistema público de bicicletas entró en funcionamiento ayer Más de sesenta vehículos a dos ruedas repartidos en tres estaciones dieron por inaugurado el servicio.

Comentarios 3

Día de estreno el de ayer para las bicicletas públicas de la ciudad y ni el intenso calor impidió que fueran muchos los curiosos que se acercaron a comprobar su funcionamiento y a dar los primeros paseos de prueba. Desde primera hora de la mañana, sobre todo en la estación más céntrica -la de la Plaza de la Marina- los primeros ciudadanos con su tarjeta de autobús habilitada iban llegando para retirar su bici y mientras para algunos resultó de lo más fácil el sistema, otros lo tuvieron algo más difícil, bien porque no esperaban a que el dispositivo liberara la bicicleta o porque tenían algún problema con su alta como usuario.

Por lo demás, fue un día casi sin incidencias, en el que la curiosidad y la información sobre el sistema ganaron al número de usuarios, pues fueron pocos los que utilizaron las bicicletas para lo que realmente ha sido concebido el servicio, facilitar la movilidad en la capital en trayectos cortos y muchos lo que se acercaban hasta las plataformas sólo para mirar o para saber cómo funcionaba.

Entre los primeros usuarios de las bicicletas se encontraba Ricardo Guillén, que a primera hora de la mañana se disponía a retirar una bicicleta con su tarjeta ya activada desde hacía unos días para darse un paseo hacia Pedregalejo. Sin embargo, y aunque lo intentaba una y otra vez, el punto no lo reconocía como usuario, por lo que se echaba en falta un número de atención al usuario para este tipo de incidencias -es el 952 34 11 42, pero no figura en de las estaciones, sólo en los folletos informativos-. En cuanto llegó el técnico, le informó de que su tarjeta estaba duplicada y que en la oficina de autobuses de la EMT (Empresa Malagueña de Transportes) le harían una nueva alta. "Yo tengo bicicleta, pero me interesaba probar el servicio por si algún día prefiero usar estas bicicletas, porque con la propia tienes más problemas para aparcarla en un sitio seguro", explicó Guillén a última hora de la mañana, cuando ya por fin se hizo con su vehículo público de dos ruedas.

Francisco Pineda se acercó a la oficina de la EMT para darse de alta como usuario, como muchos otros ciudadanos desde que se presentó el servicio la pasada semana. Una vez que lo hizo, por la tarde, cuando bajara algo la temperatura, tenía pensado probar una bici y "empezar a pasear", que es justo para lo que tiene pensado utilizar estos nuevos vehículos.

El servicio se puso ayer en marcha con tres estaciones en servicio, por lo que fueron tres los técnicos que se encargaron durante todo el día de solucionar las incidencias que iban surgiendo, a la vez que informaban a todo aquel que se interesaba por su funcionamiento y coste. Un total de 62 bicicletas repartidas en las tres plataformas fueron las que estuvieron a disposición de los primeros usuarios -cuando se inauguren nuevos puntos, se irán sumando más vehículos hasta llegar las 400 bicicletas en 20 estaciones-. Uno de los técnicos explicó que el error más habitual es que el usuario no espera a que el sistema le avise de que puede retirar su bicicleta, por lo que al forzarla, se bloquea el terminal por considerarlo como un intento de robo. Por eso, recomendaba a todo el que la iba a utilizar que estuviera muy pendiente a las indicaciones del dispositivo que aparecían en la pantalla. Así mismo, informaba de que una vez que se devuelve la bici para volver a retirar otra han de pasar al menos diez minutos.

Encantados con la incorporación de un servicio público de bicicletas que favorezca los desplazamientos, la asociación Ruedas Redondas, aseguraba que hay cosas que se deben mejorar. Entre las principales críticas, su presidente, Alonso González, expuso que quizá se hubiera podido contar con más estaciones si cada una de las plataformas contara con menos puntos de anclaje para bicicletas. Así mismo, una vez que el proyecto esté completamente finalizado, no dispondrá de ninguna estación hacia el este, pues las última se instalará en la rotonda del General Torrijos y en el Paseo de la Farola.

3 Información: El sistema de préstamo de bicicletas tiene un coste de 5 euros (para el seguro de responsabilidad civil) durante el primer año, al que hay que sumar un depósito mínimo de otros 5 euros, en el que se irán cargando los posibles excesos de tiempo en el uso de la bicicleta. Los primeros 30 minutos son gratuitos y a partir de ahí, cada media hora se cobra a 50 céntimos, que se tarifan por minutos. El horario de uso es de 7:00 a 23:00. Más información y altas en: www.emtmalaga.es o en la oficina de la EMT de la Alameda Principal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios