Málaga

Un boquerón “harto” de la basura en la playa centra una campaña de limpieza

  • Se centra en subrayar que son los ciudadanos los que tienen la responsabilidad

Porras en la presentación de la campaña de limpieza. Porras en la presentación de la campaña de limpieza.

Porras en la presentación de la campaña de limpieza.

Un boquerón que se personifica y traslada un mensaje de hartazgo al ver los residuos que usuarios de las playas dejan en la misma al irse tras una jornada de disfrute centra la campaña de concienciación ciudadana que el Ayuntamiento de Málaga ha puesto en marcha.

En la gráfica se representa el momento en el que una persona abandona la playa, dejando en la arena una lata, un vaso de plástico, unas colillas y una mascarilla, ante la mirada atenta del boquerón que se encuentra en el mar. Al ver la situación, el boquerón se enfada y expresa su protesta con el mensaje: “Me tenéis frito”. La elección de la figura del boquerón persigue generar un vínculo por el que cualquier malagueño se pueda ver reflejado.

El Ayuntamiento de Málaga, a través del Área de Servicios Operativos de la que depende la empresa Limpieza de Málaga S.A.M., ha lanzado esta campaña para el verano que necesita de la colaboración ciudadana, tal y como explicó la concejala del departamento, Teresa Porras.

Así, en rueda de prensa ha apuntado a la importancia de que “todos adquiramos el hábito de mantener la limpieza en las playas y no dejar restos cuando nos vayamos”.

La campaña, bajo el eslogan Ser limpios por Málaga, se centra en subrayar que son los ciudadanos, como usuarios de las playas, los que tienen la responsabilidad cuando se encuentren en ella de mantenerla limpia y de dejarla limpia al irse, como se la han encontrado tras el trabajo de los operarios de Limpieza de Málaga S.A.M. durante la noche y el amanecer. Para ello no deben tirar residuos en la arena o en el mar y, además, recoger y llevarse los residuos que hayan generado.

Esta idea es la que da contenido a los mensajes centrales de la campaña que, de manera directa, apelan a la responsabilidad del usuario de las playas: La playa no se ensucia sola. Déjala limpia, como la has encontrado y La arena y el mar no son papeleras.

El eslogan Ser limpios por Málaga, que se viene empleando desde la anterior campaña de concienciación, pretende identificar un comportamiento necesario, apunta a una conducta de colaboración ciudadana, “y desvela la razón por la que hay que ser limpios: por la ciudad de Málaga”. La campaña de concienciación sobre las playas se va a difundir a través de televisión, radio, prensa, mobiliario urbano, banderolas, autobuses y redes sociales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios