El Quinqué

La campaña se resguarda

  • Los asistentes al evento del PSOE podrán disfrutar de una moderna puesta en escena en la que los candidatos realizarán sus intervenciones de pie y haciendo uso de micrófonos de solapa · Los populares, en cambio, han optado por la sobriedad

LA predicción meteorológica anunciando para hoy lluvias sobre Málaga ha obligado a los responsables electorales de los diferentes partidos políticos a poner bajo techo el escenario de los actos que marcan el inicio oficial de la campaña, que siempre suele tener un aire festivo y, desde que desapareció la tradicional pegada de carteles, tiene un componente competitivo por ver qué fuerza utiliza medios más modernos o mejores ideas para dar la salida a 15 días de actividad frenética que terminarán ante las urnas el próximo día 20. En este sentido, los más previsores han estado en el cuartel general del PSOE, en donde desde hace una semana conocían el desfavorable pronóstico del tiempo y habían optado por celebrar el evento en el hotel NH.

Allí, los asistentes podrán disfrutar de una moderna puesta en escena en la que los candidatos realizarán sus intervenciones de pie, sin atril y haciendo uso de micrófonos de solapa. La escenografía estará compuesta por diferentes pantallas que proyectarán videos con los mensajes electorales, una pegada virtual de carteles y los envíos que un grupo de cibernautas lanzará a través de las redes sociales.

Los candidatos de Izquierda Unida tendrán que apretarse para desplegar la pancarta de 13 metros de longitud, que tenían previsto mostrar en plena calle, y que ahora, a causa de las mismas inclemencias previstas, deberán hacerlo en un salón del hotel Puerta Málaga. Sobre el citado soporte propagandístico figurará el lema de campaña Rebélate, junto a una ilustración alusiva, obra del pintor malagueño Kalbellido. En el acto de IU no tendrán protagonismo las nuevas tecnologías, que sin embargo en la noche del pasado martes hicieron posible el primer ciberencuentro de candidatos organizado por la coalición, en el que se lanzaron cerca de 500 mensajes enviados por casi 200 twitteros, que en su gran mayoría se interesaron por cuestiones relacionadas con la crisis y el empleo.

En el Partido Popular en la tarde de ayer se celebraba una reunión para terminar de perfilar el pistoletazo de salida de su campaña, que tendrá como escenario el hotel Barceló y que será el último en iniciarse. Los populares han optado por la sobriedad. No habrá modernos elementos audiovisuales, tan sólo una pantalla que ampliará la imagen de los oradores, entre los que se encontrarán Elías Bendodo, Celia Villalobos y Francisco de la Torre, quienes serán los encargados de descubrir el primer cartel con el lema Súmate al cambio.

Por otra parte, hoy está prevista la celebración del último encuentro entre los coordinadores de campaña del PSOE y del PP, Daniel Pérez y Margarita del Cid, respectivamente, para tratar de cerrar un acuerdo definitivo sobre la celebración de los debates televisivos. Según fuentes del PSOE, los populares se mantienen en sus trece de celebrar un único debate, en terreno neutral y con señal para el conjunto de los medios de comunicación. Mientras que Daniel Pérez señaló que los socialistas siguen optando, ya que es la voluntad de la candidata Trinidad Jiménez, por acudir a todas las invitaciones que les han formulado tanto de emisoras de radio y televisión, como desde diferentes colectivos profesionales o ciudadanos. En ese caso la silla destinada al PP quedaría vacía. Recordar que en la última convocatoria de elecciones generales la falta de acuerdo entre las dos grandes formaciones impidió la celebración del demandado cara a cara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios