Málaga

"Aunque el cáncer esté ahí, podré ser madre que es lo más importante"

  • Una operación realizada en el Hospital Regional logra preservar la fertilidad de una mujer con un tumor en el cuello del útero

Cuando a la mujer -que prefiere guardar el anonimato- le dieron la noticia de que tenía un cáncer de cuello de útero, se quedó en shock. Por entonces, el tratamiento pasaba por extirparlo en su totalidad, impidiendo uno de los deseos vitales de la paciente: ser madre. Gracias a una nueva técnica quirúrgica practicada en el Hospital Regional -y tras reunir una serie de condiciones en la evolución de la enfermedad- ginecólogos y oncólogos pudieron preservar esta posibilidad para la mujer.

Con 37 años, asegura que esto es "un cambio total", porque "lo más importante era poder ser madre aunque esta enfermedad esté ahí".

La intervención consiste en extirpar el tejido tumoral del cuello del útero, con un margen de seguridad de tejido sano, y reconstruir el aparato genital anclando el útero al borde de la vagina. Todo ello descartando antes que el cáncer no haya afectado a los ganglios ni al tejido que une el cuello uterino a la estructura ósea de la pelvis.

Según explicó el director de la unidad Ginecología y Obstetricia del Hospital Regional, Jesús Jiménez, esta técnica "nos permite ofertar las mismas garantías de buen pronóstico" en el tratamiento de la enfermedad "que la cirugía radical que se estaba realizando en estas pacientes y perdía la pérdida de la capacidad reproductora futura".

La tasa de lograr el embarazo en estos casos ronda el 70%, tanto de forma natural como asistida. Jiménez remarcó, eso sí, que cuando se consigue la gestación, el embarazo requiere "especial atención" ya que habría "más tasas de aborto y de partos pretérmino". "Requiere de cuidados especiales oncológicos, reprodutivos y perinatales para llegar a buen puerto", detalló.

Marta Martínez, ginecóloga del centro y adscrita a la sección de oncología ginecológica, destacó la importancia de esta técnica conservadora en lo que se refiere a la preservación del aparato genital. "El poder darle la posibilidad de tener un hijo le hace obtener fuerzas para encarar la enfermedad", apuntó, agregando que esto insufla de confianza a la paciente para afrontar su día a día".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios