Málaga

Tres años de cárcel para una conductora por el atropello mortal a un ciclista en 2014

  • La mujer iba bajo los efectos de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas en el momento del siniestro

  • El hombre fallecido era un policía nacional

Manifestación en la zona en la que se produjo el siniestro días después. Manifestación en la zona en la que se produjo el siniestro días después.

Manifestación en la zona en la que se produjo el siniestro días después.

Una mujer ha sido condenada por el Juzgado de lo Penal número 2 de Málaga a tres años y tres meses de prisión por el atropello mortal de un ciclista en el 2014 cuando iba bajo los efectos de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas.

La vista oral se iba a celebrar este lunes en la Ciudad de la Justicia de Málaga aunque no ha sido necesario ya que la mujer ha reconocido a la jueza entre sollozos los hechos y se ha llegado a una conformidad con la fiscalía malagueña y la acusación particular.

Tras escuchar a las partes, la magistrada ha dictado sentencia y ha condenado a la procesada por un delito de conducción bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas y un delito de homicidio imprudente a tres años y tres meses de prisión y cuatro años y diez meses de privación del derecho a conducir.

La mujer ha reconocido a la jueza los hechos y se ha llegado a una conformidad con la fiscalía y la acusación particular

El accidente ocurrió sobre las 7:20 horas del 2 de febrero de 2014 en el punto kilométrico 8 de la carretera A-7054, cuando la acusada, que iba acompañada de otras dos personas, no se percató, debido a su estado, de que le precedía en la circulación un ciclista.

En el escrito acusatorio del fiscal, al que ha tenido acceso Efe, se mantiene que la mujer había ingerido en las últimas horas alcohol y gran cantidad de sustancias tóxicas que le incapacitaban para conducir con normalidad y mermaba sensiblemente sus facultades.

El ciclista portaba una prenda reflectante de visibilidad de 360 grados y un casco protector y, en el relato acusatorio se explica que incluso el copiloto alertó a la conductora de la presencia de la bicicleta, pero se produjo la colisión.

Como consecuencia del impacto, el ciclista falleció y la bicicleta resultó totalmente destrozada con daños que han sido pericialmente tasados en 3.709,91 euros.

Los agentes de la autoridad que se desplazaron hasta el lugar observaron que la mujer presentaba síntomas de estar bajo la influencia de una fuerte intoxicación por consumo de drogas y que presentaba un comportamiento nervioso y la pupila apenas perceptible y dilatada.

Debido a dichos síntomas, los agentes le practicaron las pertinentes pruebas y dio positivo en varias sustancias y, además, se le tomaron muestras de saliva, que una vez analizadas, arrojaron también el mismo resultado positivo.

A la acusada se le impuso en resolución judicial en febrero de 2014 la medida cautelar de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores.

El hombre que perdió la vida se llamaba Enrique y era un agente de la Policía Nacional. Una semana después del siniestro una multitudinaria manifestación de ciclistas salió desde el Paseo del Parque hasta la zona de El Tarajal, donde sucedieron los hechos, para reivindicar medidas que eviten que se sigan perdiendo vidas en la carretera mientras se practica deporte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios