Málaga

Los ciclistas de Málaga reaccionan a la supresión del uso exclusivo del carril 30 del paseo Picasso

  • Ruedas Redondas insiste en la necesidad de crear una ampliar red de viales segregados

Un patinete eléctrico circula por el carril reservado en el Paseo Marítimo Pablo Ruiz Picasso junto a una larga cola de vehículos. Un patinete eléctrico circula por el carril reservado en el Paseo Marítimo Pablo Ruiz Picasso junto a una larga cola de vehículos.

Un patinete eléctrico circula por el carril reservado en el Paseo Marítimo Pablo Ruiz Picasso junto a una larga cola de vehículos. / Marilú Báez

Los ciclistas de Málaga, representados en la Asociación Ruedas Redondas, mantienen firme su demanda de que la ciudad apueste por la delimitación de una amplia red de carriles bici segregados del tráfico motorizado para solventar los problemas a los que actualmente se enfrenta el colectivo. Así lo ha apuntado el presidente de la organización, José Luis Martín, para quien es trascendente apostar por una reserva provisional de los carriles 30 actualmente implantados para medios alternativos.

Para Martín, ese debe ser el paso a dar en las próximas semanas y meses, como antesala a la redacción de un Plan Director de la Bicicleta que permita dotar de una infraestructura ya definitiva al conjunto de la ciudad. Un documento que, según el concejal de Movilidad, José del Río, viene siendo objeto de estudio desde hace meses. La intención de Ruedas Redondas es la de participar activamente en la configuración de ese documento, que espera sea sometido a consulta ciudadana.

Para ello, el colectivo ya ha designado a un representante que va a trabajar de manera directa con los técnicos de Movilidad en el análisis de la propuesta que puso sobre la mesa la organización la semana pasada, cuando habló de la posibilidad de crear una malla de unos 72 kilómetros de plataformas segregadas en la urbe.

Los apuntes de Martín se producen después de que el Consistorio tomase el pasado lunes la decisión de reabrir al tráfico motorizado el carril 30 de la zona Este, entre Antonio Martín y los Baños del Carmen, entre semana, acotando su destino exclusivo a bicis y patines los sábados, domingos y festivos. Una reacción a los importantes atascos generados.

La determinación municipal no parece haber sorprendido al colectivo de ciclistas. De hecho, su presidente ha calificado de "unilateral" la decisión municipal de impulsar una especie de "ensayo" para conocer el funcionamiento del carril 30. "Es un carril que no va a ningún sitio ni viene de ninguna parte; ha sido más para la práctica de ocio, pero no para practicar una verdadera movilidad", ha expresado Martín, quien ha añadido que se puso en marcha sin promoción alguna. 

"Las bicicletas no van a salir como setas de un día para otro”, ha destacado, al tiempo que ha considerado que esta medida "fue adoptada como un gesto ante nuestras reivindicaciones más que porque sea verdaderamente práctica". La previsión del Ayuntamiento es que para el verano esté en funcionamiento un carril bici provisional en el paseo Pablo Ruiz Picasso, que compartirá espacio con el peatón. Todo ello a la espera de que pueda impulsarse una plataforma definitiva que desde Antonio Martín pueda llegar hasta Rincón de la Victoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios