Málaga

Colectivos feministas hacen un llamamiento por una Feria libre de agresiones sexuales

  • Piden a las administraciones públicas, el poder judicial y las fuerzas y cuerpos de seguridad que  atiendan a las víctimas y apliquen la ley

El movimiento feminista y asociativo de Málaga, compuesto por diferentes colectivos, ha hecho un llamamiento a toda la sociedad, a las administraciones y autoridades responsables para que establezcan un plan específico y efectivo de prevención contra las agresiones sexuales durante la Feria de la ciudad.

Así, 24 grupos feministas de la provincia, incluidas la Asociación Igualdad de Género Universitaria, la Asamblea de Mujeres de la Asociación de la Prensa de Málaga, las secretarías de la mujer de CCOO, UGT y CGT, y las áreas feministas de IU, PCA y Podemos, entre otros; se han unido para realizar un manifiesto por una Feria de Málaga libre de agresiones a la mujer de cualquier tipo.

"Cuando hablamos de agresiones sexuales nos referimos a hombres que agreden, a mujeres agredidas y a un entorno social que ha tolerado esa conducta delictiva o no ha sido capaz de evitarla, ni de proteger a las mujeres", han especificado en el documento.

Por ello piden a las administraciones públicas, el poder judicial y las fuerzas y cuerpos de seguridad, en el ámbito de sus respectivas competencias, que prevengan las agresiones, atiendan a las víctimas y apliquen la ley a los agresores.

En este sentido, han recordado durante las ferias se incrementan las agresiones a mujeres, por lo que han apelado a todas las instituciones para que implanten medidas de alerta y actuación especiales, que las campañas que estas realizan lleven mensajes claros, poniendo el acento en los perpetradores y no en responsabilizar y culpabilizar a las mujeres ni limitar sus libertades.

También han pedido "mostrar mensajes claros y poniendo el acento en el papel de los varones en la modificación de sus conductas agresivas y delictivas con las mujeres".

"Nos dirigimos también a los hombres, porque una relación sexual debe estar basada en el deseo de las partes participantes en ella. Toda invasión no deseada del cuerpo de las mujeres es una agresión, tanto en las fiestas como en la vida cotidiana y así debe ser entendida y respetada", han manifestado.

Al respecto, han recordado que "cuando una mujer dice no, es no", al tiempo que han solicitado "la colaboración de los medios de comunicación para que pongan el foco en una feria libre de agresiones sexuales".

Con este fin han considerado que "es indispensable generar una conciencia ciudadana sobre relaciones sexuales igualitarias; la necesidad de un acuerdo explícito para mantenerlas y el rechazo a cualquier tipo de contacto basado en la intimidación o el uso de la fuerza".

Asimismo, han señalado que la violencia sexual ha aumentado, pues según los datos del Ministerio de Interior las agresiones se incrementaron un 28 por ciento en el primer trimestre del 2018 respecto al año anterior, con 371 delitos en total, que suponen cuatro violaciones al día.

"No obstante, España es uno de los países de la UE con menos denuncias, no porque se produzcan menos, sino por la falta de sensibilidad y de conciencia social ante estos delitos", han valorado.

Procesos recientes en los que se culpabiliza a la víctima negándole credibilidad a su versión de los hechos "lo confirma", han resaltado.

Además, han apuntado que según un estudio de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género de 2015 el 14 por ciento de las mujeres mayores de 16 años residentes en España han sufrido violencia sexual a lo largo de su vida.

También han resaltado que según este informe el 41 por ciento de los hombres y el 33 por ciento de las mujeres consideran que la responsabilidad para controlar el acoso sexual reside en la mujer asediada, mientras que el 18 por ciento de la población considera que si una mujer viste de forma provocativa no debe sorprenderse si un hombre intenta obligarla a mantener relaciones sexuales.

Otro dato que han destacado es que el 48 por ciento considera que el alcohol a menudo es causante de que un hombre viole a una mujer. Por lo tanto han argumentado que casi la mitad de la población exime parcialmente de culpa al agresor si había bebido.

Sin embargo, cuando es la mujer la que está bajo los efectos del alcohol, el 15 por ciento considera que si es agredida tiene parte de culpa por haber perdido el control, han añadido. "El consumo del alcohol, nunca puede justificar una agresión sexual", han sentenciado al respecto.

Por todos estos motivos han defendido la realización del manifiesto, dirigido a las instituciones, a los medios de comunicación y a la sociedad en general, para lograr una Feria de Málaga libre de agresiones y violencia machista.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios