Málaga

Los comerciantes de Torremolinos demandan más seguridad

  • El Ayuntamiento estudia la instalación de cámaras y una oficina de policía en la plaza Costa del Sol

Centro de Torremolinos. Centro de Torremolinos.

Centro de Torremolinos. / E. M.

Los comerciantes de Torremolinos han mostrado su preocupación por los últimos hechos ocurridos en la ciudad en materia de seguridad, como el robo de la joyería de la céntrica calle San Miguel el pasado mes de noviembre, por lo que demandan más presencia policial en el centro. En una reunión mantenida la semana pasada entre la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Torremolinos (ACET), el Ayuntamiento y representantes de la Policía Local y Nacional, el presidente del colectivo, Juan Vallejo, relató cómo en poco tiempo habían tenido lugar diferentes acontecimientos delictivos en el municipio, “desde el robo de la joyería España, unos turistas que fueron detenidos en la avenida Carlota Alessandri que hicieron frente a la policía con una katana y otro tercer caso días posteriores en el que un turista agredió con una botella rota a un policía local de paisano que se encontraba en la plaza de La Nogalera”.

Todos estos casos se produjeron en el mes de noviembre. “Realmente estos casos se han sucedido en un periodo corto de tiempo y muy cercanos el uno del otro, pero no dejan de ser esporádicos, ya que los datos muestran que Torremolinos es un sitio seguro y que la delincuencia ha bajado”, agregó.

De hecho, según los últimos datos ofrecidos por la Policía Nacional los robos en la ciudad habrían bajado al menos un ocho por ciento con respecto al año anterior, mientras que la Policía Local habla de una disminución de la delincuencia de hasta el 20 por ciento respecto a 2017.

No obstante, adelantó que por parte del Ayuntamiento se pusieron sobre la mesa dos propuestas para mejorar la seguridad de los vecinos y turistas del municipio. Por un lado, la instalación de una oficina de la Policía Local en la plaza Costa del Sol, ya abierta al público desde el pasado viernes tras finalización de los trabajos de peatonalización. Y, por otro, la instalación de alrededor de 180 cámaras de seguridad. “La asociación lleva tiempo demandando la instalación de estas cámaras pero estamos a la espera de que se aprueben los presupuestos, donde podría incluirse la partida para su instalación el próximo año”, aseguró.

Asimismo, la ACET propone la instalación de algunas de estas cámaras en la plaza de La Nogalera y la Cuesta del Tajo, además de la calle San Miguel, “porque es en esta zona donde se produce más delincuencia”. En este sentido, señaló que “desde hace un tiempo venimos denunciando la presencia de una banda organizada que espera a los clientes que salen de madrugada de los bares de La Nogalera para robarles”. En cuanto a la instalación de las cámaras, Vallejo insistió en que “se ha demostrado que en los barrios o las calles donde hay cámaras disminuye la delincuencia. Las cámaras ayudarían a detectar los puntos negros en los que se producen con mayor frecuencia los pequeños hurtos y robos e identificar a los que han cometido”. La asociación lleva dos años demandando la instalación de cámaras de seguridad en la vía pública.

También se habló de la posibilidad de que un coche patrulla permanezca instalado en el centro de Torremolinos, en la calle San Miguel. Por último, en la reunión también se habló de la nueva ordenanza de vía pública para adaptar los toldos y la imagen de los comercios a la nueva estética de la ciudad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios