Sucesos

Casi 200 contenedores quemados durante la huelga de Limasa

  • Detienen a otro hombre por intentar prender un depósito. Desde el mediodía, los incidentes se frenaron.

El Ayuntamiento estima que desde que diera comienzo la huelga de basura de los trabajadores de Limasa el pasado 1 de marzo se han quemado unos 195 contenedores en las calles de la capital. Aunque estos incidentes no han provocado, en ningún caso, daños personales, varios vehículos que se encontraban estacionados junto a alguno de estos depósitos de residuos sí se han visto afectados por las llamas. Fue el caso de un turismo aparcado en la calle Practicante Fernández Alcolea, situada en la barriada malagueña de El Palo.

También siete árboles sufrieron daños por estos incendios, que según los responsables municipales tendría un coste de 3.169 euros. Asimismo, la Policía Nacional ha detenido a tres personas entre la madrugada de este pasado miércoles y la de este jueves por su presunta relación con los hechos. Para dos de ellos, el juez decretó su ingreso en prisión provisional poco después de que se procediera a su detención. El último arresto se produjo durante el miércoles por la noche.

Los incidentes, según las fuentes consultadas por este periódico, comenzaron a cesar hacia el mediodía, cuando el comité de empresa y el Ayuntamiento cerraron una reunión que daría comienzo a las 16:30. Pero, eso sí, durante la noche anterior habían sido cerca de 40 los contenedores que ardieron en la capital malagueña, lo que dio lugar a numerosas intervenciones de los bomberos. El momento más complicado hasta ahora fue la noche del martes. La decisión del Ayuntamiento de Málaga de contratar de forma urgente a dos empresas para que retiraran la basura de algunos puntos considerados críticos desató una oleada de incidentes que terminó con la quema de numerosos contenedores de forma simultánea en distintos sitios de la ciudad. Dos personas fueron detenidas por los presuntos incendios intencionados en la zona de San Andrés. Desde el Centro Municipal de Emergencias reconocieron que la situación estaba "desbordada".

Los agentes buscaron a más personas por su posible implicación. La Policía investigaba si estaban empleando retardantes para que las llamas tardaran en prender y así poder huir del lugar sin ser vistos. Los contenedores de las calles Don Juan de Austria, Miguel Bueno Lara, Licurgo, Alameda de Capuchinos, Aristófanes, Regente, Ventura Rodríguez, Jaboneros, San Andrés y la avenida de Europa esquina con esta última fueron sólo algunos de los afectados por una cadena de incendios prácticamente a la vez que hacía sospechar a la Policía que estaban siendo programados.

Las sirenas no pararon de sonar en toda la tarde ni durante la noche en numerosos puntos de la ciudad. A la intensa actividad de Bomberos debido a la quema indiscriminada de contenedores, se sumó además el amplio despliegue policial que se organizó para escoltar a los camiones externos contratados por el Ayuntamiento y custodiarlos a su llegada al vertedero de Los Ruices donde decenas de trabajadores de Limasa los esperaban para increparlos y abuchearlos.

En cuanto a los servicios mínimos, el miércoles, que se eregía en el noveno día de huelga, intervinieron un total de 17 equipos en el turno de noche, otros tantos en el de mañana y nueve en el de tarde. La mayoría de ellos lo hicieron con retraso debido al tiempo empleado en la revisión de los vehículos realizada por los delegados de Prevención de Riesgos Laborales de la empresa, que comprobaron luminarias, documentación, extintores, neumáticos, cinturones de seguridad o adhesivos de los asideros, entre otros elementos, indicaron desde el Ayuntamiento. En concreto, desde que comenzó la huelga el 1 de marzo hasta este pasado miércoles se han recogido 2.200.367 kilogramos de basura, frente a los 6.845.260 kilos del mismo periodo de 2015.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios