Málaga

La conversión del Miramar en hotel de lujo costará unos 50 millones de euros

  • Al precio pagado por Grupo Santos en la subasta, 21,5 millones, hay que sumar casi 25 más para los trabajos de rehabilitación del inmueble · La promotora confía en que sea un referente a nivel andaluz

Comentarios 0

La reconversión del Palacio de Miramar en hotel de cinco estrellas gran lujo no va a resultar barata. Los trabajos de recuperación de este emblemático inmueble, con una superficie que ronda los 20.000 metros cuadrados, alcanzarán con casi toda seguridad los 25 millones de euros de inversión, cifra que ha de sumarse a los 21,5 millones que el Grupo Santos ofertó en la subasta abierta por la Junta de Andalucía para vender la edificación. O dicho de otro modo, que el sueño de muchos de ver de nuevo este emblemático inmueble convertido en hotel va a suponer una inversión cercana a los 50 millones de euros.

Fuentes cercanas al proyecto confirmaron que dadas las características de la construcción, que hasta hace apenas unos meses fue sede de la Audiencia Provincial de Málaga, el coste medio de rehabilitación puede rondar los 1.000 euros por metro cuadrado. A pesar del alto montante económico que va a suponer la operación para la firma madrileña, que cuenta con siete establecimientos en diversas ciudades de España, su apuesta por este proyecto es incuestionable.

El responsable comercial del Grupo Santos, Eduardo Iglesias, explicó a este periódico que la empresa llevaba tiempo buscando opciones para abrir un hotel en la provincia de Málaga. "Ésta era una oportunidad que no se podía dejar escapar y cuando la Junta sacó a subasta este edificio, la familia Santos se tiró de cabeza a ello", comentó.

El objetivo de la compañía, que se disputó la adquisición del Miramar con otras cuatro ofertas, no es otro que lograr del nuevo establecimiento, que mantendrá su actual denominación, "uno de los grandes referentes hoteleros de la provincia y Andalucía". "Nuestra idea no es competir con los hoteles cinco estrellas de la costa, sino aprovechar las peculiaridades de Málaga como destino de incentivos, cuyo peso ha crecido con la apertura del Museo Picasso y la puesta en servicio del tren de alta velocidad. Hay un segmento de mercado de cinco estrellas que no está cubierto", manifestó.

Respecto al proyecto, que es impulsado por el despacho del arquitecto José Seguí, Iglesias subrayó el compromiso por recuperar toda la fachada del inmueble y los espacios ajardinados. "Hay ciertos árboles que están protegidas y, como hicimos en Valencia, con el hotel Las Arenas, trasplantaremos los ejemplares a un vivero para que no sufran daños durante los trabajos", detalló.

El futuro hotel Miramar dispondrá de unas 200 habitaciones, de las cuales 188 serán dobles y otras nueve, suites, y de tres grandes salones para la celebración de eventos sociales y reuniones. Asimismo, Grupo Santos pretende convertir en atractivos especiales el spa del que se dotará al establecimiento y la oferta gastronómica. "En el hotel Las Arenas, que también es cinco estrellas gran lujo, tenemos abierto un restaurante gourmet", dijo.

La apertura del edificio está programada para mediados de 2010, de acuerdo con los plazos fijados en la oferta adjudicataria. No obstante, el responsable comercial de la empresa precisó que algunos de los trámites no dependen en exclusiva de la firma, sino de las administraciones. "Al ser un edificio protegido, el proyecto deberá contar con el visto bueno de las instituciones, y luego tendremos que esperar a la licencia", declaró Iglesias, quien agregó que la intención es cumplir el plazo de dos años previsto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios