Málaga

El coraje de aquellos que son el futuro

  • Más de medio millar de estudiantes participaron ayer en la manifestación contra la Lomce y los recortes El seguimiento en la segunda jornada de huelga llegó al 87%

Comentarios 3

"Así, con coraje, que vosotros sois el futuro", animaba una pareja mayor a los jóvenes que pasaban con pancartas, banderas y eslóganes delante de ellos. No eran tantos como en ocasiones anteriores, pero más de medio millar de estudiantes volvieron a salir a la calle para decir no a la reforma educativa del Gobierno popular que empezará a implantarse el próximo curso con el desarrollo de la Lomce. Algunos aplausos de apoyo recibieron a los alumnos a su paso por la entrada de la calle Larios y a poco del final del recorrido, en la puerta del Rectorado.

Como en Málaga, las manifestaciones se sucedieron en medio centenar de ciudades españolas. La segunda jornada de lucha estudiantil registró en Málaga un amplio seguimiento, y un 87% de los convocados no acudieron a clase. Según las cifras aportadas por la Consejería de Educación, Málaga fue la provincia andaluza con mayor participación. Le siguieron Huelva y Granada.

Ayer Daniel Montilla no estaba en su aula del IES Cánovas del Castillo. Acompañado por su amigo Antonio Montero acudió al acto de protesta encendido por su situación más inmediata. Desde el 29 de enero tiene aprobada la beca general del Ministerio de Educación y aún no ha cobrado nada. Su importe fijo son 1.500 euros "porque mi renta no supera el umbral uno", comentaba. "Mi padre cobra una paga por una invalidez parcial y mi padre no trabaja, además tenemos que pagar un alquiler", explicó este chico de 18 años que sacó un 9,83 en Selectividad y que no se atrevió a matricularse en la Universidad de Málaga porque el año pasado le denegaron la beca por falta de información fiscal.

"Si hubiera pasado algo con la beca no podría haber pagado la matrícula y no me quise arriesgar a quedarme fuera a mitad de curso, por eso elegí un FP de grado Superior en Turismo", explicaba ayer mientras ejercía su derecho a la reivindicación. Su situación actual es complicada. Todos los días se traslada desde la Estación de Cártama y tiene que costearse el transporte, el desayuno, el material escolar y otros gastos. "Ya estamos a finales de marzo, el curso acaba en junio y si no te dan la beca ahora para qué sirve", se preguntaba Daniel.

Su compañero Antonio es de la localidad de Alameda y tiene que recurrir al alquiler de un piso compartido. En su unidad familiar tan sólo cuentan con los ingresos de su padre, que trabaja en el campo. También tiene aprobada una cuantía fija de la beca general de 1.500 euros y aún tampoco ha cobrado nada. En la Junta de Andalucía les explican que el dinero del Ministerio aún no está transferido y cuando intentan hablar con Madrid tampoco obtienen una respuesta clara. No sólo le preocupa su situación actual, también considera que "va a ser imposible entrar en la universidad si suben más las tasas y recortan en becas". "Hay compañeros que no pueden seguir pagándose el piso y han tendido que dejar sus estudios universitarios", afirmó Antonio.

Una hora después de partir desde el Edificio Negro, la marcha escoltada por un nutrido grupo de policías llegó al Rectorado. "Otra vez estamos en huelga general, no vamos a dejar pasar al Gobierno del PP, al gobierno de los empresarios, de los banqueros y los ladrones", gritó a través del megáfono Rubén Fernández, uno de los portavoces del Sindicato de Estudiantes. "Una vez más estamos unidos los estudiantes de instituto, los de la Universidad, así es como se lucha, en unidad", apuntó.

Luchar para que el hijo del trabajador, el que no se pueda permitir una educación privada tenga las mismas oportunidades en un sistema público y abierto ha sido una consigna repetida desde que comenzaron las protestas contra la Lomce, contra la subida de tasas y los recortes en uno de los pilares del estado de bienestar. Ayer se volvieron a corear los mismos lemas con el propósito de, como decía María José, estudiante de Psicología en la UMA, "que vean que la gente no está conforme con lo que hay".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios