Coronavirus Preocupante situación para el puerto de Málaga

  • La aprobación del nuevo decreto redactado por el Gobierno afectará considerablemente las labores portuarias

Carga de nitratos ayer en la terminal del muelle nueve. Carga de nitratos ayer en la terminal del muelle nueve.

Carga de nitratos ayer en la terminal del muelle nueve. / J. C. Cilveti

Si el estado de alarma establecido el 14 de marzo para afrontar la crisis de coronavirus no había perjudicado en gran medida a la vida portuaria (sólo el mercado crucerístico era el gran afectado al paralizarse por completo toda su actividad), el real decreto ley que este fin de semana se ha puesto en marcha sí que ralentizará el trabajo en los muelles del puerto de Málaga.

Mantenida la línea regular con Melilla que, con una reducción en el número salidas, efectúan los ferries de Baleària y Trasmediterránea transportando suministros y algún que otro pasajero autorizado, el movimiento general de mercancías quedará sustancialmente reducido desde este martes.

Cumplimentadas en la jornada de este lunes dos operativas de graneles minerales en la terminal de contenedores y en el muelle seis; en concreto los buques Lady Debora y Trade Navigator llenaban respectivamente sus bodegas de nitratos y cal, los tráficos que se podrán movilizar por los muelles malacitanos en las próximas dos semanas abren una gran interrogante.

Consultados por Málaga Hoy los directores de las agencias consignatarias Bergé-Condeminas y Servimad Global, ambos califican la situación de “muy preocupante; un hecho que si se prolongara más de los quince días establecidos provocaría un gran impacto económico en el sector”.

Joaquín Pérez-Muñoz, capitaneando Servimad, refería este lunes que su agencia ha tenido que cancelar varios atraques previstos para los próximos días con cargas de clínker y dolomita. A la espera de que se le autorice una operativa con hueso de aceituna molida, Pérez-Muñoz, que también gestiona Marítima Peregar (una naviera vinculada al grupo Servimad Global), confirmaba que los viajes que este buque realiza desde Málaga a Ceuta y Melilla los fines de semana también se verán afectados y tendrán que ser reducidos.

Por su parte, José María Pérez, en la gestión de Bergé-Condeminas, señalaba igualmente la bajada de sus tráficos; unos movimientos que en su caso le permitirán realizar una descarga de aceite en esta semana. Al respecto del tráfico de contenedores y tras intentar sin éxito conocer la versión de Noatum (la concesionaria de la terminal del muelle nueve), las llegadas semanales en línea regular de la ruta mediterránea de MSC, Wec Lines y la que enlaza Europa con Canadá de Hapag-Lloyd por el momento no han sido canceladas; unos tráficos que se completarán con la previsión de dos llegadas a cargo Maersk.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios