Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Toma de posesión en Málaga

El coronel de la Guardia Civil que regresa a su Comandancia

  • El nuevo responsable advierte en el primer acto presidido en Málaga por la directora general de la Guardia Civil que desarrollará una labor “continuista pero no conformista”

El coronel de la Guardia Civil de Málaga toma posesión en el primer acto presidido por la directora general María Gámez. El coronel de la Guardia Civil de Málaga toma posesión en el primer acto presidido por la directora general María Gámez.

El coronel de la Guardia Civil de Málaga toma posesión en el primer acto presidido por la directora general María Gámez. / Javier Albiñana

Cuando Antonio Rodríguez Medel-Nieto desfilaba como alférez durante la procesión del Cristo de la Expiración de Málaga, allá por el 86, no imaginaba que tres décadas después acabaría volviendo a la provincia, su tierra natal, como coronel jefe de la Comandancia. Lo hace asumiendo el reto de “mantener la línea de seguridad” marcada por su predecesor, Jesús Esteban Gutiérrez, que en diciembre pasó a situación de reserva. Su labor será “continuista pero no conformista” .

Al nuevo responsable del Instituto Armado no le faltarán, aseguró este lunes durante su toma de posesión, “ilusión, esfuerzo, trabajo, espíritu y servicio”. Y ello a sabiendas de que Málaga, que en 2019 fue escenario de 25 homicidios y asesinatos, más de 4.000 robos en domicilio y que supera la barrera de los 570.000 habitantes, no es un destino sencillo.

Hijo y nieto de guardia civil y carabinero –por la otra rama familiar– fue coronel de la Comandancia de Zamora. Antes ya había pasado por destinos como el Grupo Antiterrorista Rural de Logroño (actualmente el GAR), Información en Guipúzkoa, el Servicio Marítimo en Huelva, y la Academia de Suboficiales de la Guardia Civil, en El Escorial.

El coronel jefe llegó hace solo cinco días a Málaga y ya ha comenzado, dijo, “a tomarle el pulso a la Comandancia”, donde, además de seguir luchando contra el crimen organizado y, entre otros, los delitos contra el medio ambiente y la violencia de género, se propone “fortalecer los procesos de colaboración con otros Cuerpos españoles y extranjeros y con la Seguridad Privada”. Porque está convencido, de que las “sinergias comunes beneficiarán a los ciudadanos”.

El mando se mostró abierto a “cualquier crítica constructiva” y, en su discurso, no solo recordó a los caídos y a las víctimas del terrorismo de ETA, sino que también tendió su mano a todos los guardias civiles que estarán bajo su mando para, a renglón seguido, lanzar un aviso contundente. “Podéis acudir a mí si necesitáis algo de la Comandancia, pero seré exigente en el cumplimiento de deberes y servicios que se presten con estricta observancia”, recalcó. Será, advirtió, “implacable” en caso de que alguno de sus efectivos “traicione al servicio y se ponga al otro lado de la línea que marca la ley”.

El acto de este lunes fue el primero presidido en Málaga por la recién nombrada directora general de la Guardia Civil, María Gámez, que recordó que el coronel se pone al frente de una Comandancia que garantiza la seguridad ciudadana en más del 70% de la provincia y ensalzó su bagaje profesional. “En este recorrido, coronel, no vas a estar solo. Tendrás a hombres y mujeres que te serán leales. Es responsabilidad de todos que la sociedad se sienta segura, una meta a abordar con transparencia y sin corporativismo porque lo importante son las personas”, remachó la representante del Cuerpo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios