Málaga

La 'crisis de la carne' coge al sector en Málaga en una etapa de crecimiento

  • Faccsa y Famadesa, los dos grandes líderes, están creciendo y con nuevas inversiones

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha revolucionado esta semana al planeta al declarar que consumir carne roja procesada -aquella que ha sido transformada mediante salado, curado o fermentación para mejorar la conservación- es cancerígeno, colocándolo al nivel del plutonio o el tabaco. Se entiende por carne roja la que procede de los mamíferos, de forma que prácticamente solo se libra el pollo. Málaga tiene una industria porcina importante, con Faccsa y Famadesa como locomotoras y líderes en Andalucía. Entre ambas facturan unos 500 millones de euros, tienen centenares de trabajadores y venden cerdo en medio mundo. La crisis de la carne les ha pillado, como a todos, por sorpresa y en una etapa de bonanza.

"Somos muy respetuosos con la OMS pero nos da la sensación de que en algún momento se ha roto la cadena de comunicación. Decir que la carne roja y los embutidos producen cáncer es, como mínimo, exagerado", critica Francisco Requena, adjunto a la dirección general de Faccsa. En este sentido, este directivo asegura que "nos sorprende que la noticia se haya dado así de buenas a primeras y lógicamente tenemos interés en que esto se aclare porque nosotros, además de tener una empresa del sector, también tenemos colon, así como nuestras familias y amigos".

Requena considera que se le ha hecho "un flaco favor" a los consumidores, porque "una cosa es decir que se coma con mesura y otra que provoque cáncer". En cualquier caso, Faccsa sigue en un momento dulce. El año pasado procesó 1,2 millones de cerdos, un 5% más que en 2013, y en este ejercicio prevén un crecimiento de entre el 7 y el 10% en kilos. La facturación depende del precio del cerdo, por lo que es oscilante. Exportan el 45% de sus productos a Europa, China, Japón, Corea del Sur o Sudáfrica, entre otros, y ultima su entrada en Latinoamérica. Faccsa ha invertido cinco millones de euros este año en una nueva sala de loncheado y una planta de procesado que acaban de arrancar.

Famadesa, por su parte, procesó el año pasado 1,1 millones de cerdos, facturó 300 millones de euros y exporta entre el 35 y el 40% de su producción. Su presidente, Federico Beltrán, destaca que "hay muchas posibilidades de crecimiento en los países que estamos y nuestro objetivo es incrementar la red de clientes allí porque consumo hay".

La industria cárnica malagueña exportó el año pasado productos por valor de 138 millones de euros, siendo la provincia andaluza con mayor volumen por delante de Sevilla (72 millones) y Córdoba (18 millones), según datos de la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda). Portugal es, con mucha diferencia, el primer mercado con 80 millones de euros y China y Japón se convirtieron el año pasado en el segundo y tercer mayor destino con crecimientos espectaculares en el último lustro. Dentro del sector cárnico, Faccsa y Famadesa son los líderes indiscutibles aunque, en total, hay 47 empresas en la provincia que exportan carne al exterior y, de ellas, 14 lo hacen de forma regular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios