Málaga

Los cruceros se siguen retrasando en el puerto de Málaga

  • Sin previsiones a la vista, todo apunta a los barcos de turistas no volverán al puerto de Málaga hasta los primeros meses de 2021

Instalaciones crucerísticas del puerto de Málaga sin barcos de turistas. Instalaciones crucerísticas del puerto de Málaga sin barcos de turistas.

Instalaciones crucerísticas del puerto de Málaga sin barcos de turistas. / J. C. Cilveti

Atendiendo a la situación general que se está viviendo a causa de la pandemia del Covid-19, el tráfico crucerístico parece que aún tardará en activarse. Frente a esta circunstancia y sin reseñas claras de cuándo podrán regresar a Málaga los barcos de turistas, 2020 parece que finalizará con las escalas que se completaron hasta el 14 de marzo, momento en el que el buque Marella Dream desembarcó, un día después de su amarre, a los últimos pasajeros que hasta el momento han transitado por las instalaciones crucerísticas malacitanas en lo que llevamos de año.

Frente a esta realidad y con el agravante de que 2020 debería haber sido el año de los cruceros en Málaga con la celebración de la feria internacional Seatrade Cruise Med, que ha sido aplazada a 2022, la crisis sanitaria internacional convertirá este ejercicio en una verdadera pesadilla para el sector; una industria que particularizando en aguas malacitanas cerrará con tan solo 19 atraques realizados por diez barcos diferentes.

Y aunque según fuente consultadas no existe la certeza absoluta de que antes de que finalice este año no pudiera visitar el puerto de Málaga algún buque de turistas, todo apunta a que las primeras llegadas podrían empezar a vislumbrarse en los primeros meses de 2021. Ante esta previsión y con gran parte de la maquinaria crucerística ya en marcha, en las próximas semanas se celebrarán en ciudades española dos congresos del sector, el arranque de los barcos aún no está demasiado claro.

Con muchas dudas por parte de las navieras, y teniendo muy presente una frase que se acuñó en los momentos más duros de la pandemia en la que se habló de que los buques de crucero se habían convertido en prisiones flotantes con cientos de pasajeros que no podían desembarcar, la reentrada de estas navegaciones ha comenzado muy tímidamente.

Buscando soluciones que difieren mucho de la filosofía crucerística pre covid-19: navegaciones sin escalas, estrictos controles sanitarios e incluso restricciones de espacio a bordo, de las 36 más importantes navieras que gestionan viajes por todo el mundo tan sólo 12 han comenzado a operar.

Ante este hecho y con el añadido de la vigencia de la prohibición promulgada por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para las escalas de buques de cruceros, todo indica que en lo que queda de año no atracará ningún barco de turistas en las aguas malagueñas.

Más información sobre marítimas en El blog de Juan Carlos Cilveti: La mar de historias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios