Málaga

Comienza la cuenta atrás para solucionar la inundabilidad del río Guadalhorce, en Málaga

  • La Junta saca a concurso las obras que permitirán ampliar la capacidad de desagüe del cauce 

  • Están valoradas en 8,9 millones, con un plazo de 16 meses

Imagen de archivo del río Guadalhorce a su paso por Málaga. Imagen de archivo del río Guadalhorce a su paso por Málaga.

Imagen de archivo del río Guadalhorce a su paso por Málaga.

Uno de los proyectos más esperados por los empresarios de los polígonos industriales de Málaga ciudad, el que permitirá ampliar la capacidad de desagüe del río Guadalhorce y reducir la inundabilidad de la zona, inicia su particular cuenta atrás. Tras ser autorizado a principios de mes el gasto necesario para acometer esta intervención, valorada en unos 8,9 millones, la Junta de Andalucía acaba de activar el procedimiento de contratación. Las empresas interesadas en pujar por esta actuación tienen hasta el 26 de marzo próximo para presentar sus ofertas. Los datos manejados sitúan el plazo de ejecución en 16 meses. 

El desarrollo de las seis acciones de adecuación del cauce y su entorno harán posible que la amenaza de vulnerabilidad que pesa desde hace décadas sobre buena parte de los polígonos industriales de la capital de la Costa del Sol quede sensiblemente reducida. La afectación es severa por cuanto la huella vigente sobre estos espacios impide o condiciona de manera clara cualquier nuevo desarrollo urbanístico sobre los mismos.

Tanto es así que una vez materializadas se estima que la capacidad de desagüe del río se ampliará. En concreto, las más de 1.000 hectáreas inundables que existen en la actualidad disminuirán hasta 427. Esta superficie coincidirá, casi en su totalidad, con la zona que ocupan las naves del polígono industrial Guadalhorce. Tanto las modificaciones relativas al incremento de la capacidad de desagüe como las que se refieren a la disminución de la zona susceptible de inundarse se basan en cálculos para 500 años de período de retorno. 

¿Pero qué obras se van a llevar a cabo? De acuerdo con las soluciones que fueron objeto de estudio hace varios años, posteriormente conformadas en proyectos de intervención, la operación incluye el recrecido de la margen izquierda de los arroyos Padro de Jurado, de las Yeguas, Boticario y Pocapringe en su confluencia con el encauzamiento del río Guadalhorce, y el acondicionamiento a su estado original del encauzamiento en el entorno del ferrocarril de Cercanías Málaga-Fuengirola, con la retirada de acopios de material.

A estas hay que agregar la restauración del cauce de aguas bajas a las condiciones del proyecto original; el rebaje del cauce de aguas altas en las cercanías del puente de la MA-21, apertura total del segundo arco de avenida de la margen izquierda y la modificación de las tuberías de impulsión de la zona oeste de Málaga y Torremolinos bajo el puente de la MA-21; el recrecimiento de las motas del encauzamiento del Guadalhorce aguas arriba del puente de la MA-21; y el recrecimiento del encauzamiento del arroyo de las Cañas en su parte final.

Todas estas acciones son alternativas a la construcción de un nuevo puente sobre el Guadalhorce, que vendría a sustituir al actualmente existente a la altura de la Azucarera, ampliando la capacidad de desagüe en caso de una gran avenida. Su ejecución requiere de un esfuerzo económico muy superior a lo ahora planteado. En concreto, diferentes estudios elevan la inversión precisa a unos 60 millones de euros. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios