Málaga

Declaran culpable al acusado de maltratar y matar a su pareja de diez puñaladas en 2018 en Torrox

  • La fiscal ha solicitado 19 años de prisión con alejamiento de los dos hijos que tenían en común 

Un agente de la Policía Científica toma posibles huellas en el lugar de los hechos, en 2018.

Un agente de la Policía Científica toma posibles huellas en el lugar de los hechos, en 2018. / carlos díaz / efe

Un jurado popular ha declarado este viernes culpable de homicidio, quebrantamiento de condena y malos tratos al hombre acusado de matar a su pareja tras asestarle diez puñaladas en 2018 en Torrox y de someterla durante toda la relación a maltrato físico y psíquico.

Fuentes judiciales han informado a Efe de que los miembros del jurado han aprobado por unanimidad los tres delitos con los correspondientes agravantes y el alejamiento de sus tres hijos (dos de esta pareja) e inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad.

La fiscal delegada en Andalucía de Violencia sobre la Mujer, Flor de Torres, que ha participado en el juicio, ha asegurado a Efe que está satisfecha con el veredicto, ya que el jurado, con todas las pruebas expuestas, ha comprendido su argumentación y se han defendido los derechos de la víctima y sus dos hijos.

Además es un veredicto pionero al apreciarse no solo la agravante de parentesco sino también la de género (ejecutar el hecho con desprecio al género femenino) como había solicitad Flor de Torres, durante su exposición ante el jurado.

El jurado ha considerado probado que el acusado es poseedor de los indicadores y características psicológicas y sociales de riesgo sobre la mujer y que ejerció la violencia como exclusiva forma de relación entre ellos.

La fiscal ha solicitado que el acusado sea condenado a 19 años de prisión con alejamiento de los dos hijos que tenían en común e inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad, petición a la que se ha unido el resto de acusaciones.

La víctima tenía con el presunto maltratador dos hijos, de 7 y 12 años, y el fiscal destaca que el agresor, con antecedentes por delitos de la misma naturaleza, es poseedor de los indicadores y características psicológicas y sociales de riesgo sobre la mujer.

La fiscal explicó en el juicio que el presunto agresor y la víctima mantuvieron una relación de pareja de al menos 14 años y el acusado ejerció el patrón de sujeto activo dentro del ámbito de violencia de género, caracterizado por el uso de la violencia física y psíquica de forma generalizada.

En 2012 nació su segunda hija y mantuvieron una relación intermitente dados los constantes ingresos en prisión del acusado, hasta que la mujer puso fin a su relación tras denunciarlo por violencia de género, por lo que fue condenado.

Pese a la referida condena, después de los hechos sentenciados como maltrato habitual, el acusado reanudó su relación y "volvió a ostentar el mismo dominio sobre su pareja sometiéndola a sus designios y ejerciendo la violencia como exclusiva forma de relación entre ambos".

Además, la fiscal destaca que trasgredió de forma constante la medida de alejamiento y, el 27 de septiembre de 2018, tras una fuerte discusión como solían tener de forma constante, tras forcejear con ella y producirle varias heridas la apuñaló con un arma blanca.

Supuestamente empleó un cuchillo de 17 centímetros de largo y tres de ancho y le provocó un total de diez puñaladas, una de las cuales le alcanzó el corazón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios