Urbanismo

Arranca la demolición de las naves de Torre del Río, donde irán tres bloques de 22 plantas

  • La labor se inicia con el desmontaje de las placas de fibrocemento

  • Toda esta fase de derribo puede prolongarse un mes y medio

  • La inversión contemplada por Metrovacesa en el sector ronda los 175 millones de euros

Camión de la empresa contratada para la demolición de las naves de Torre del Río. Camión de la empresa contratada para la demolición de las naves de Torre del Río.

Camión de la empresa contratada para la demolición de las naves de Torre del Río. / Javier Albiñana

Los promotores de la construcción de tres edificios de 22 plantas en los suelos de Torre del Río, con Metrovacesa a la cabeza, dan el primer paso en la puesta en carga de la parcela. Meses después de solicitar a la Gerencia de Urbanismo el permiso para activar la demolición de las naves industriales que se mantienen en pie en el terreno, que darán paso a 354 viviendas (255 dentro de las tres torres y otras 99 en una segunda línea), los operarios de la firma Demoliciones Córdoba arrancaron ayer las tareas de desmontaje de los techos de fibrocemento para, posteriormente, avanzar en el derribo de las construcciones.

Toda esta fase, según pudo saber este periódico de fuentes cercanas al proyecto, puede alargarse durante cerca de mes y medio. Acometida la eliminación de estas instalaciones, hasta no hace mucho en manos de Grúas Cabeza, y retirados los residuos resultantes, Metrovacesa tendrá el camino expedito para iniciar el desarrollo inmobiliario de uno de los sectores más codiciados de la capital de la Costa del Sol, localizado casi en el extremo del paseo marítimo de poniente y aledaño a La Térmica, también objeto de una futura intervención residencial de gran calado.

Diseño realizado por el estudio Carlos Lamela para el suelo de Torre del Río. Diseño realizado por el estudio Carlos Lamela para el suelo de Torre del Río.

Diseño realizado por el estudio Carlos Lamela para el suelo de Torre del Río.

Si bien los bloques de hasta 75 metros de altura asumen buena parte del protagonismo de esta pieza, diseñada por el estudio de Carlos Lamela tras un concurso restringido, las primeras viviendas en tomar forma serán las localizadas en la parte interior de la parcela, cuya forma corresponde a HCP. Las mismas, 99, contenidas en un bloque laminar de hasta siete plantas, se encuentran ya en fase de comercialización. La previsión es que las mismas puedan ser entregadas a lo largo de 2021.

El nuevo hito en el proyecto de Torre del Río tiene lugar tras años de tramitación administrativa, como demuestra el hecho de que el plan parcial fue aprobado inicialmente en 2006. Tras verse afectado por la crisis del ladrillo, la operación fue reactivada por Metrovacesa (que heredó los activos inmobiliarios de BBVA y Santander), junto a Sierra Blanca.

Los números que rodean esta intervención dan buena muestra de su envergadura. La inversión prevista en la transformación de estos suelos se estima en 175 millones de euros, con la generación de 1.500 empleos directos e indirectos durante la construcción. A los inmuebles residenciales hay que sumar en la ordenación prevista un hotel de once plantas, cuya propiedad es asignada al Ayuntamiento dentro del proyecto de reparcelación.

En las torres proyectadas habrá piscina comunitaria, gimnasio, salas de cine privado, zonas recreativas o un espacio de coworking porque, según expusieron desde la promotora principal. Los responsables de Metrovacesa ya avanzaron meses atrás que el deseo es pedir antes de que acabe el año la licencia de obras del edificio anexo y en el primer trimestre de 2019 la de la primera torre, de forma que se pueda iniciar la urbanización de la zona a principios del próximo año.

De los tres edificios en altura, Metrovacesa promueve dos, así como el edificio Halia, mientras que la firma marbellí Sierra Blanca es la responsable de la torre central. El conjunto se completa con casi 40.000 metros cuadrados de zonas libres públicas, parcela hotelera y otros 12.648 metros cuadrados destinados a uso escolar, deportivo y social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios