Málaga

Unos abuelos denuncian a una trabajadora social por aportar datos falsos en tutela de menores

  • Declaran que durante la vista para determinar si se quedan con sus dos nietos en acogimiento, hizo manifestaciones presuntamente falsas que pueden favorecer que se les quite el régimen

Ciudad de la Justicia de Málaga. Ciudad de la Justicia de Málaga.

Ciudad de la Justicia de Málaga. / M. H.

Unos abuelos, que tienen dos nietos en acogimiento temporal, han denunciado a una trabajadora social adscrita al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Málaga por presentar ante un Juzgado datos presuntamente falsos y que pueden favorecer que se les quite el régimen.

Estos abuelos tienen a sus nietos desde 2017, cuando denunciaron a su hija por sus problemas de drogadicción y se les permitió que se quedaran con dos de sus tres nietos en acogimiento familiar temporal, según han explicado a Efe los afectados.

Desde entonces los abuelos aseguran que han adecuado su vivienda para que a los menores no les faltara de nada, pese a los pocos recursos que tienen, y han acondicionado un dormitorio con literas para que pudieran tener una zona de estudio.

Estos abuelos tienen a sus nietos desde 2017, cuando denunciaron a su hija por sus problemas de drogadicción

Estos abuelos lamentan que en agosto de 2017 el servicio de protección de menores de la Junta de Andalucía emitiera una resolución sobre la no adecuación del acogimiento por parte de ellos, y han explicado que en ese momento ellos interpusieron una demanda con medida cautelar con suspensión de la ejecución de la resolución administrativa.

Aseguran que les quieren quitar a los niños debido a sus pocos recursos y porque la abuela, cuando habló con la psicóloga, en 2017, le dijo que tenían desestructuración familiar y que su vida era un desastre, pero que era debido a que su hija tenía problemas con la droga, no porque no estuviese capacitada para cuidar a sus nietos.

Para la Junta de Andalucía los abuelos viven en un entorno de exclusión social y cercano a la criminalidad cuando en realidad, según ha asegurado a Efe su abogada, Paola Martínez, es que al comprobar que su hija se había vuelto toxicómana denunciaron los hechos por el bien de los pequeños.

Ellos lamentan que lo que no podían pensar es que a los pocos meses se iban a encontrar con un informe negativo sobre ellos y la inminente retirada de los menores. Los abuelos han puesto todas las reclamaciones administrativas correspondientes y han acudido a la vía judicial, consiguiendo una resolución positiva cautelar, ha precisado la letrada.

Para la Junta de Andalucía los abuelos viven en un entorno de exclusión social y cercano a la criminalidad

De hecho ha subrayado que ellos han tenido tres hijos y sólo han tenido problemas con la que cayó en la droga porque los otros dos están totalmente sociabilizados.

Este pasado mes el Juzgado de Primera Instancia número 6 de Málaga celebró una vista para determinar si los abuelos podían quedarse a los menores en acogimiento, pero dicen sentirse "hundidos" porque en el juicio la trabajadora social aportó datos que ellos afirman que son totalmente falsos.

Según los abuelos, la denunciada aseguró tener manifestaciones telefónicas de los tutores escolares de los nietos que son negativas para los abuelos, algo que según estos, "es totalmente falso", ya que los profesores les han asegurado que no es cierto.

Los abuelos temen que se les quite a sus nietos y los manden a un centro

Además, en el acto de la vista el objeto de debate se trasladó y se centró en la madre de los menores, pues los abuelos tras la mejoría de ésta, habían permitido el contacto de los menores con su madre, lo cual también ha sido valorado negativamente.

El procedimiento ha quedado visto para sentencia pero teniendo en cuenta como se ha desarrollado el juicio temen que se les quite a sus nietos y los manden a un centro y no con su familia a pesar de que tienen unos lazos afectivos importantes.

Dicen sentirse criminalizados y engañados por la Junta de Andalucía, ya que les prometieron un apoyo personal y económico que nunca les ha llegado, sino todo lo contrario, ya que les han dicho que no tienen capacidad económica y han sacado un antecedente penal por tenencia ilícita de armas del abuelo, que todavía no se ha cancelado, pese a que se suspendió la pena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios