Málaga

Desescalada Málaga: Las visitas a las residencias de mayores, con cita previa y sin abrazos, durante la fase 2

  • Sólo podrá ir una persona, preferentemente nada más que una hora y le tomarán la temperatura al llegar

  • También a partir del lunes, ya en la fase 2, se permiten que los residentes salgan a pasear

Desinfección en una residencia. Desinfección en una residencia.

Desinfección en una residencia. / M. H.

Con cita previa y sin abrazos a los seres queridos. Así serán las visitas a las residencias de mayores y centros de personas con discapacidad a partir del lunes, día en que ya están autorizadas al pasar la provincia a la fase 2. Debido a que debe respetarse una distancia de seguridad de unos dos metros, no está permitido estrechar al padre, la madre o el hijo ingresados. Será muy difícil, pero es para protegerlos de potenciales contagios

Y no son los únicos cambios que impone la nueva normalidad. Aún con la cita ya concertada, sólo podrá acudir una persona a ver al residente, preferentemente siempre la misma. Le tomarán la temperatura y si tiene más de 37 grados no se permitirá la visita. Tampoco será posible si el residente o el familiar presentan tos, fiebre u otros síntomas compatibles con el Covid 19 o si han estado en contacto en los últimos 14 días con algún caso confirmado de coronavirus. La visita se aconseja que no dure más de una hora. 

Estas son algunas de las medidas incluidas en las recomendaciones de la Dirección General de Cuidados Sociosanitarios de la Consejería de Salud y Familias remitidas a los centros y de la que estos han empezado a informar a los familiares, ya que tras más de dos meses de confinamiento, el lunes comienza la desescalada también en este ámbito social. 

El visitante deberá higienizarse las manos al entrar, limpiarse el calzado y utilizar mascarilla. Cada centro deberá habilitar espacio para las visitas, preferentemente en los exteriores, y habrá siempre gel hidroalcohólico a mano. 

Manuel Fuentes, miembro de la dirección de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, pide a los centros un esfuerzo para "humanizar" el reencuentro bajo estas estrictas condiciones de seguridad. Estima que lo más probable es que familiar y residente estén sentados, separados por una mesa en la que se colocará un cartel advirtiendo que no debe haber contacto físico.

Directores de centros sociosanitarios piden a Salud una regulación más específica

"Va a ser muy emotivo después de tantas semanas, pero a la vez a ser frío, probablemente vigilado; como visitar a un preso", resumió. Pero insistió en que las normas se han establecido para proteger a los mayores. En este sentido, precisó que del total de fallecidos por coronavirus, más de la mitad eran personas ingresadas en residencias geriátricas

Estas directrices están marcadas por la Orden SND/414/2020 del Ministerio de Sanidad, en base a la que la Consejería de Salud y Familias ha elaborado sus recomendaciones generales. Pero desde la asociación se exige a la Junta una regulación más específica para que no haya mucho margen de interpretación en la aplicación. De hecho, Fuentes apunta que en los centros en los que ha habido casos de coronavirus, las limitaciones son más estrictas. "Pero se dejan a criterio del propio centro", explica. De ahí que la organización pida a la Administración autonómica más concreciones en el desarrollo de la orden para que quede al albur de las residencias. 

A partir del lunes, los residentes también podrán dar paseos. Sólos si son autónomos o acompañados de su cuidador habitual. Deberán llevar mascarilla y utilizar con frecuencia gel hidroalcohólico. Al regresar, el residente deberá lavarse las manos y ponerse otra mascarilla. Es recomendable, tras la salida, que tome un baño y se cambie de ropa. Además, el centro deberá llevar un registro de las personas con las que sale de paseo para asegurar la trazabilidad en caso de que se produjera un caso positivo de Covid 19. 

Fuentes recuerda que estos centros sociosanitarios "no son cárceles, ni hospitales, sino espacios de convivencia". Por eso, demanda a la Consejería de Salud un mayor apoyo asistencial y un estrecho seguimiento porque insiste que allí "viven personas". Según sus datos, en el 95% de las residencias no se han registrado contagios. Sin embargo, matiza que allí donde el virus ha entrado, ha sido muy dañino por la vulnerabilidad de los mayores frente al virus.  

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios