Málaga

La lucha contra los despidos toma el relevo en la hostelería tras el acuerdo salarial

  • De más de 350 delegados, sólo 18 votaron en contra del pacto sellado con la patronal hostelera

Sólo 18 votos en contra y 15 abstenciones cosechó el acuerdo que cerraron en la medianoche del martes los sindicatos y los empresarios del sector de la hostelería. La práctica totalidad de los más de 350 delegados sindicales ratificaron ayer el pacto que sella la paz social con un incremento salarial del 3% para este año, la revisión correspondiente al IPC real en 2010 y el IPC más 0,25 puntos en 2011.

Los responsables de Hostelería de Comisiones Obreras (CCOO) y UGT, Lola Villalba y José Antonio Sedano, confesaron ante la asamblea que no se trata de un acuerdo "para tirar cohetes", pero subrayaron que es el mejor trato posible "en las actuales condiciones".

En este sentido, pusieron el acento en que los más de 60.000 trabajadores de los bares, restaurantes y hoteles de la provincia tienen garantizado que "no perderán poder adquisitivo". Reconocieron que la negociación fue dura y que en algunos momentos encalló.

Los sindicatos entraron reclamando para 2011 un aumento del 1% sobre el coste de la vida que finalmente quedó reducido a un discreto 0,25. También las organizaciones empresariales tuvieron que renunciar a aspiraciones, como la eliminación de la subida del 3% para este año, detonante del conflicto, y la devolución de un 0,6% pagado en 2008 conforme a la previsión del IPC (2%), que finalmente se redujo al 1,4%.

El único aspecto del acuerdo cuestionado por los miembros de la asamblea fue la creación de una mesa de diálogo para interpretar determinados puntos del convenio. Este hecho fue interpretado por algunos sindicalistas como una tronera abierta en el propio convenio. No obstante, el asesor jurídico de Hostelería de CCOO, Francisco Artacho, lanzó un mensaje de tranquilidad al indicar que este punto "sólo significa, desde el punto de vista formal, que nos sentaremos a negociar", pero "no nos obliga a nada".

En la asamblea los responsables sindicales resaltaron la responsabilidad de los trabajadores al optar por la paz laboral. Sin embargo, esta paz tiene matices. Los delegados recordaron que este invierno "tocará plantar cara por el empleo. Acuerdo y convenio sí, pero paz social no habrá si comienzan los despidos masivos", indicó uno de los asistentes.

Los trabajadores temen principalmente los efectos que puede tener en la Costa la severidad de la crisis económica en el Reino Unido y el desplome de la libra, puesto que los británicos componen el principal mercado durante la temporada turística baja en Málaga.

Desde este punto de vista el secretario regional de Hostelería de CCOO, Gonzalo Fuentes, precisó que "este invierno vamos a tener que luchar por el empleo", pero, a pesar de todo, "en el actual contexto es el mejor acuerdo que se podía lograr". De hecho en estos días se inician negociaciones laborales entre empresarios y sindicatos en Granada, Córdoba, Huelva y Sevilla en las que se tomará como referencia el pacto cerrado en Málaga.

Una vez ratificado el acuerdo por los delegados sindicales, se firmará formalmente a las 9:30 de esta mañana en la sede de UGT y seguidamente deberá ser publicado en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). A partir de ese momento empezará a ejecutarse. Los atrasos correspondientes al incremento desde enero de este año hasta la fecha de publicación se abonarán prorrateados en los 12 siguientes meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios