Sucesos

Un detenido denuncia a unos policías por golpearle en la cabeza en los calabozos

  • Relata que tuvieron que "cerrarle dos heridas con grapas en la cabeza"

  • Asegura que también fue agredido antes del arresto sin que hubiera opuesto resistencia al mismo

Vídeo de la detención del presunto atracador de un comerciante chino en La Trinidad

“Vamos a gastarnos un dinero en abogados, pero no queremos que vuelva a pasar. Han metido la pata”. La reflexión corresponde a la familia de Francisco S., quien ha presentado en los juzgados una denuncia por la agresión que, supuestamente, sufrió hace unas semanas a manos de unos policías que intervenían en la barriada de La Trinidad por un incidente ocurrido con el responsable de un bazar chino. Según su testimonio,  fue agredido “sin previo aviso” y “repetidamente” con la “mano abierta” en la cabeza y con la defensa policial. La escena quedó recogida en la grabación de unos transeúntes y, denuncia, se repitió cuando ya se encontraba detenido en los calabozos, donde presuntamente le golpearon también con la defensa. Francisco afirma que allí le asistieron para “cerrarle dos heridas con grapas en la cabeza”.

Los hechos se remontan al 17 de octubre. Un aviso en la Sala del 091 alertaba de un robo. Francisco relata que el dueño de la tienda asiática no le había querido “vender un paquete de tabaco”, por lo que reaccionó lanzando “un puñado de caramelos”. Otro trabajador entró en escena rociándole, supuestamente, un spray en los ojos, que le dejó mermada la visión. Él acabó “golpeando” la puerta del negocio con una silla.

El detenido protagonizó un incidente con un comerciante que no quiso "venderle tabaco"

Llegaron entonces “cinco policías nacionales”, que le pidieron dos veces que se sentara, a lo que Francisco se negó para evitar, subraya, que su madre, de 84 años, cayera al suelo.

Un trato "vejatorio, injustificado y desproporcionado"

La denuncia refleja que varios agentes “se situaron en posición amenazante acorralando” tanto al hombre como a su progenitora, a la que “empujaron violentamente contra la pared”. Francisco fue, supuestamente, golpeado “hasta que lo redujeron”. Soportó, dice, un trato “vejatorio, injustificado y desproporcionado”.

Imágenes de las lesiones que ha denunciado un detenido Imágenes de las lesiones que ha denunciado un detenido

Imágenes de las lesiones que ha denunciado un detenido / M. H.

La Policía lo detuvo por un supuesto delito de atentado a agente de la autoridad, con la “finalidad”, señala la denuncia, de “buscar una justificación a las lesiones y ampararse a una resistencia a la detención y a una conducta violenta que no se produjeron”. En los calabozos continuó la “agresión”. “Me pegaron porque mis vecinos tenían grabaciones de lo que pasó y les dije que ellos no hicieron las cosas como debían”, sostiene Francisco, que considera que los agentes han incurrido en un supuesto delito continuado de lesiones y en otro contra la integridad moral.

La versión policial refleja que el individuo se había “abalanzado” en La Trinidad sobre los agentes, a los que lanzó “patadas y puñetazos”. Ya en la Comisaría “hirió” a dos policías, amenazó, presuntamente, con “matarlos uno a uno” y “escupió” y “tiró al suelo” a uno de los efectivos. Al día siguiente, quedó en libertad provisional.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios