Málaga

Detenido por estafar más de 20.000 euros con compras en comercios de Málaga y Marbella

  • La investigación ha permitido esclarecer 14 denuncias realizadas en diferentes puntos del país

  • El hombre fue arrestado justo cuando se disponía a abandonar el país con el material robado

La Policía Nacional ha detenido en Marbella a un joven, de 25 años y nacionalidad marroquí por estafar más de 20.000 euros mediante compras en comercios marbellíes y malagueños. El hombre fue arrestado cuando pretendía viajar a Marruecos con los objetos que había adquirido mediante la utilización fraudulenta de tarjetas de crédito.

Según las pesquisas, el investigado recurría a técnicas de delincuencia tecnológica para obtener las claves de los datos de uso bancario con los que posteriormente se cometieron las estafas. Hasta el momento, la investigación ha permitido esclarecer 14 denuncias realizadas en Córdoba, Algeciras (Cádiz), Valladolid, Toledo, Huelva, Buñuel (Navarra) y Cullera (Valencia).

La investigación se originó en julio a raíz de varias denuncias relacionadas con compras fraudulentas que se habían realizado en distintos comercios de Marbella. Tras varias indagaciones los agentes comprobaron que habían sido efectuadas por un hombre de nacionalidad marroquí y residente en Marruecos.

Los agentes averiguaron que el investigado había adquirido, en distintas ocasiones principalmente productos electrónicos, ascendiendo el importe defraudado a 20.000 euros, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Una vez identificado, el hombre fue detenido en Tarifa (Cádiz) en el momento en que se disponía a abandonar el territorio español con el material adquirido fraudulentamente.

Según las pesquisas, el estafador usaba el método del phising: envió correos masivos simulando ser de la entidad titular de las tarjetas a las cuentas de correos electrónicos de miles de personas, correos en los que se solicitaba la confirmación de los datos de sus tarjetas argumentando para ello motivos de seguridad; algunos de los titulares facilitaron sus datos personales, número de tarjeta y pin a través del enlace facilitado.

A partir de ahí obtenía un sistema de pago virtual en teléfonos móviles o tabletas; sistemas virtuales que permiten, mediante la correspondiente app y con la numeración de la tarjeta, el código trasero CCV y la fecha de caducidad, realizar pagos mediante sistemas de utilización de terminal móvil.

Recomendaciones

Los usuarios de la banca online deben adoptar una serie de medidas básicas para evitar ser víctimas de phising, han recomendado desde la Policía. Así, se sostiene que nunca se ofrezcan datos personales o bancarios por Internet, a menos que sean sitios de total confianza, asegurándonos de que la dirección de la web se corresponde con la real y que esta comienza por https -muy importante que no falte la ese final-.

Debemos tener especial cuidado si nos redirigen hacia un enlace de alguna página que no comienza con https o carece del certificado digital, es decir, del candado que suele aparecer en la parte inferior de la barra de estado o en la parte superior de la barra de direcciones y que si se pincha sobre él muestra una ventana con la descripción del certificado. Comprobemos los certificados y recuerde que el banco nunca pedirá esos datos por correo electrónico. No rellenar tampoco formularios dudosos.

También debemos tener en cuenta que en las páginas a las que nos redirigen, los botones suelen ser imágenes en lugar de botones. La mejor opción es teclear directamente la dirección web en tu navegador o utiliza marcadores/favoritos si quieres ir más rápido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios