Sucesos

Trece detenidos en Valladolid y Málaga por estafar por internet 33.000 euros

  • Anunciaban la venta de videoconsolas a muy bajo precio, que los clientes compraron y nunca recibieron

Una moto de la Policía Nacional. Una moto de la Policía Nacional.

Una moto de la Policía Nacional.

La Policía Nacional ha detenido entre octubre y noviembre en Valladolid y Málaga a trece personas por estafar en internet más de 33.000 euros, ya que anunciaban la venta de videoconsolas a muy bajo precio, que los clientes compraron y que nunca recibieron.

Se les ha detenido como supuestos autores de un delito de estafa continuada, pertenencia a grupo criminal y falsedad documental, y de los trece detenidos, once tienen antecedentes, ocho por hechos similares, según ha informado hoy la Policía Nacional en un comunicado.

Los detenidos anunciaban videoconsolas a muy bajo precio en una página web de anuncios y tras ganarse la confianza de las víctimas, dando "facilidades de pago", les solicitaban un pequeño adelanto, y les enviaban los recibos falsos por la supuesta compra de la videoconsola de un centro comercial y falsos justificantes de su envío.

Todo ello, según las fuentes, para "engañar y consumar la estafa, logrando finalmente" que las víctimas "adelantaran el dinero", aunque "nunca recibían la mercancía prometida".

Tras iniciar las pesquisas, la Policía Nacional comprobó que detrás de la trama se encontraba una organización asentada en Valladolid, con ramificaciones en Málaga, que utilizaba a algunos de sus miembros que estaban en precaria situación económica.

Les pagaban pequeñas cantidades de dinero para que facilitaran sus datos personales y documentación para "figurar" en las cuentas bancarias, tarjetas prepago y giros postales donde las víctimas ingresaban el dinero.

Los investigadores también comprobaron que el grupo engañaba a las víctimas enviándoles, a través de una conocida aplicación de telefonía móvil, fotografías del recibo de la supuesta videoconsola y que en realidad eran falsos.

Después de más de un año de investigaciones identificaron a la totalidad de los integrantes del grupo criminal, que mantenía el epicentro de las operaciones en Valladolid y que había incorporado al mismo a dos personas que residían en Málaga

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios