Málaga

Dirección del Clínico pide respeto a sanitarios y dice que la seguridad está en revisión continua

  • Nueva concentración de profesionales ante las Urgencias del centro por las últimas agresiones, dos en menos de una semana

Concentración en las urgencias del Hospital Clínico de Málaga Concentración en las urgencias del Hospital Clínico de Málaga

Concentración en las urgencias del Hospital Clínico de Málaga

La directora médica del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria, Eva Fragero, ha solicitado respeto para los sanitarios, al igual que para el resto de profesiones, tras el incremento de agresiones a estos profesionales por parte de pacientes y más concretamente después de los dos casos en menos de una semana en las Urgencias del citado centro hospitalario malagueño.

Este martes se ha repetido ante las puertas de las Urgencias del centro una concentración, la segunda en una semana, donde los profesionales han vuelto a mostrar su rechazo y repulsa por algunas agresiones físicas y verbales que sufren en el desempeño de su trabajo.

La directora médica del Virgen de la Victoria ha lamentado este tipo de actos y ha asegurado que revisan "continuamente" las medidas y los protocolos de seguridad. "Tenemos que mejorar y siempre estamos revisando nuestros circuitos y ver qué mejoras podemos poner para reforzarlas", ha manifestado a los periodistas.

Fragero ha recordado a la opinión pública que los profesionales sanitarios están "para prestarles un servicio, ayudarles, darles una asistencia". "Merecemos todos el mayor respeto; en cualquier profesión merecemos que se nos trate con respeto y no se tengan actitudes agresivas e insultos", ha hecho hincapié.

Ha recordado que, precisamente, el servicio de Urgencias del Clínico de Málaga es de los que más pacientes atiende del conjunto de Andalucía y ha resaltado también la importancia de la formación de los profesionales para "manejar situaciones complicadas".

"Le damos apoyo no solo de formación sino de que puedan ir cogiendo herramientas para su quehacer diario y hacer frente a momentos complicados y resolverlos en un clima de tranquilidad que lleven a un buen fin", ha manifestado.

En Málaga, con una población de 1,7 millones de habitantes, ha apuntado que "la sanidad pública le da respuesta y se desarrollan miles de actos médicos todos los días". Así, ha puesto como ejemplo las más de 400.000 consultas externas en el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria en un año "y esto hay que tenerlo en cuenta".

Fragero ha abogado por educar también a la población en que "hay que esperar en algunos casos, cómo afrontar situaciones difíciles". "Con algunos actos médicos algunas personas se ponen nerviosas y les cuesta afrontarlo, también tenemos que darles herramientas", ha trasladado.

En la concentración ha participado profesionales sanitarios además del presidente del Colegio de Médicos de Málaga, Juan José Sánchez Luque, quien esta última semana ha reclamado a la Junta de Andalucía medidas más contundentes para acabar con estas agresiones.

Tras las acusaciones del Gobierno andaluz de "mentir" tanto sindicatos como asociaciones y profesionales han respaldado al Colegio de Médicos y a sus peticiones.

Desde el Sindicato Médico de Málaga, cuyos representantes se han concentrado tanto en la capital como en el Hospital del Guadalhorce, han vuelto a exigir "más personal, control de accesos, vigilantes y cámaras que siguen sin tener gran parte de los centros"; además de penas más duras. Precisamente, este lunes se conoció la condena a un año de prisión a la paciente que agredió verbal y físicamente a cinco profesionales de Urgencias del Clínico en la madrugada del domingo.

CSIF

La Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) Málaga, que ha participado este martes junto al resto de organizaciones sindicales en la concentración, ha pedido a la Administración que informe y facilite la movilidad de los profesionales sanitarios víctimas de agresiones, una medida contemplada en el protocolo de actuación ante agresiones "pero que muchos profesionales desconocen".

Además de sufrir una agresión -física o verbal- los trabajadores víctimas se enfrentan a episodios de ansiedad y estrés derivados de este tipo de situaciones, "que no deben normalizarse y contra las que es necesario aunar esfuerzos". Asimismo, en muchos casos, han agregado, se da también entre los trabajadores agredidos miedo a represalias o a volver a ser víctima de un episodio similar.

Es por ello que, a juicio del sindicato, que la Administración debe informar y facilitar la recuperación y seguridad del profesional, adaptando su puesto a la situación a través de la movilidad a otros servicios, una medida contemplada en el protocolo previsto para este tipo de casos que puede evitar que la víctima vuelva a sufrir este tipo de situaciones o represalias.

Por otro lado, CSIF considera necesario evaluar la eficacia de las medidas de seguridad de los centros sanitarios, así como actuaciones para concienciar a la sociedad contra las agresiones, que suponen un importante riesgo para los profesionales de todas las categorías de la sanidad pública.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios