Málaga

El distintivo medioambiental de la DGT no cala en Málaga

  • Los ayuntamientos de la provincia no ponen restricciones al tráfico y el sistema pasa desapercibido

  • El 42% de los vehículos son tan antiguos y contaminantes que no reciben tarjeta alguna

Una caravana de vehículos entrando al PTA en Málaga Una caravana de vehículos entrando al PTA en Málaga

Una caravana de vehículos entrando al PTA en Málaga / Javier Albiñana (Málaga)

El 14 de abril de 2016 la Dirección General de Tráfico anunció que clasificaría el parque total de vehículos en España en función de su potencial contaminante y una semana después, el 21 de abril, esa intención quedaba refrendada en el Boletín Oficial del Estado. Se establecía un sistema de pegatinas en función del poder de contaminación del vehículo que en la provincia de Málaga, casi tres años después, ha pasado completamente desapercibido y es raro ver algún vehículo con este distintivo pegado en su cristal delantero. La razón es sencilla. Son los ayuntamientos los que tienen la competencia de restringir el tráfico, aplicar bonificaciones o cualquier tipo de beneficio y, por el momento, no se ha realizado ninguna acción concreta que haga necesario tener ese distintivo.

El distintivo 0 emisiones El distintivo 0 emisiones

El distintivo 0 emisiones

“La restricción al tráfico podría hacerse en un futuro en el centro histórico, pero a día de hoy no tenemos ningún calendario previsto y no es una prioridad porque no tenemos los problemas medio ambientales de otras ciudades”, explica Elvira Maeso, concejala de Movilidad del Ayuntamiento de Málaga. Maeso subraya que “estamos trabajando mucho en el fomento del vehículo eléctrico con bonificaciones en el aparcamiento o estamos sustituyendo las flotas municipales por vehículos más ecológicos”, prosigue la concejala, quien destaca que, en estos momentos, no se contempla pedir ese distintivo de la DGT en Málaga capital. Otros ayuntamientos consultados por este diario van en la misma línea, dado que sus parques de vehículos son bastante menores que los de la capital.

Restringir la circulación de vehículos en los centros históricos empieza a ser una práctica cada vez más común en grandes ciudades europeas, ha empezado a aplicarlo Madrid y Barcelona lo contempla para el año que viene. En esos casos, los distintivos de la DGT sí son fundamentales para poder decidir quién entra y quién no.

El distintivo Eco El distintivo Eco

El distintivo Eco

En el caso de la provincia de Málaga habría un serio problema porque la mayoría del parque automovilístico existente es tan antiguo que no se le daría ni distintivo, es decir, es muy contaminante y, en caso de restricciones, no podrían entrar. Según los datos facilitados a este diario por la DGT, en Málaga había en 2018 más de 1,2 millones de vehículos de los cuales 531.770 no podrían recibir ningún distintivo, el 42,5% del total. Por otra parte, hay 406.469, el 32,5% del total, que recibirían el distintivo B (que se da a turismos y furgonetas de gasolina matriculadas a partir de 2000 y de diésel a partir de 2006, entre otros); 300.868, el 24%, que obtendrían el distintivo C (turismos y furgonetas de gasolina matriculadas a partir de 2006 y diésel a partir de 2014, entre otros); 8.275, el 0,6%, tendrían el distintivo Eco (turismos, furgonetas y vehículos de más de 8 plazas y vehículos de transporte de mercancías híbridos, de gas natural o gas licuado); y solo 920, el 0,07%, el sello Cero emisiones (vehículos eléctricos). Como puede apreciarse, el parque de automóviles en Málaga está bastante envejecido y un 42% de los vehículos estarían catalogados como altamente contaminantes, con las repercusiones que eso pudiera tener.

El distintivo B El distintivo B

El distintivo B

Estos distintivos se crearon a raíz del Plan Nacional de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera 2013-2016 (Plan Aire) en el que se señalaba que tanto las partículas como el dióxido de nitrógeno tienen en el tráfico rodado su principal fuente de emisión en las grandes ciudades. El objetivo de este sistema, utilizado en otras provincias pero, por ahora, poco empleado en Málaga, es, según señalan desde la DGT, “discriminar positivamente a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente y ser un instrumento eficaz en políticas municipales, tanto restrictivas de tráfico en episodios de alta contaminación como de promoción de nuevas tecnologías a través de beneficios fiscales o relativos a la movilidad y el medio ambiente”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios