Málaga

Los dueños de Aifos, absueltos

  • La defensa dice que ha "quedado acreditado el linchamiento público"

La Sección Primera de la Audiencia de Málaga ha absuelto a Jesús Ruiz y a su esposa Teresa Maldonado, los dueños de la promotora inmobiliaria Aifos, de los delitos de estafa y contra los derechos de los consumidores que les atribuía la Fiscalía por vender 16 pisos sobre plano en promociones ubicadas en Rincón de la Victoria, Fuengirola y Torrox que nunca se llegaron a entregar. El Ministerio Fiscal había pedido para ambos cuatro años de prisión.

La sentencia determina que no actuaron con el ánimo de engañar, pese a que realmente los pisos no se construyeron en el plazo de 20 meses, tal y como se habían comprometido en el contrato de compra venta. En este sentido, se explica que efectuaron diferentes trámites dirigidos a promover los terrenos en los que se habían planteado las promociones pero que por diferentes causas no condujeron al final previsto. Además, resalta que la empresa devolvió las cantidades que habían sido entregadas a cuenta y en el caso en que no fue así obedeció exclusivamente a la renuncia expresa del cliente.

En cualquier caso, la sentencia indica que se incumplió el contrato puesto que las viviendas no fueron puestas a disposición de los clientes en el periodo pactado, pero esta circunstancia no es perseguible en la vía penal, sino en la civil y, concretamente, a través del concurso de acreedores que pesa sobre la promotora.

El letrado Manuel Torres, del bufete González-Cuéllar, ha resaltado el valor de esta sentencia como precedente jurídico para los procedimientos similares que están en trámite en diferentes juzgados por hechos similares. Además, ha resaltado que ha quedado "acreditado" el "linchamiento público" del que han sido objeto los dueños de Aifos, pese a que "nunca han sido condenados en la vía penal ni Jesús Ruiz, ni su esposa, Teresa Maldonado, ni la propia promotora inmobiliaria".

Aifos se encuentra en proceso concursal desde julio del año pasado. Los administradores han reconocido 6.000 acreedores y una deuda que se aproxima a los 900 millones de euros, cantidad en la que no figura gran parte de la deuda acumulada con los compradores de pisos al considerarse estos créditos insinuados no líquidos, vencibles y exigibles hasta que se consumen los contratos de compra venta o recaiga resolución judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios