educación

La escuela en la que caben todos los amores

  • El proyecto de igualdad de género de Mercedes Sánchez Vico recibe el Premio Andalucía Diversidad 2018

La profesora y activista feminista Mercedes Sánchez Vico en la calle Larios. La profesora y activista feminista Mercedes Sánchez Vico en la calle Larios.

La profesora y activista feminista Mercedes Sánchez Vico en la calle Larios. / c. f.

Tiene una magia especial al hablar, es una comunicadora nata. Sus palabras enganchan porque las dice desde la lógica y acompañadas de fundamentos y, sobre todo, de respeto. Quizás por ello la profesora Mercedes Sánchez Vico también tenga metidos en el bolsillo a sus alumnos del IES Eduardo Janeiro de Fuengirola, con quienes trabaja desde hace tres años un proyecto educativo de igualdad de género con el que visibiliza entre adolescentes los derechos del colectivo LGTBI+. Su implicación le ha valido ser una de las distinguidas con el Premio Andalucía Diversidad 2018 que recogerá el próximo miércoles en un acto celebrado en el Rectorado de la Universidad de Málaga.

"La igualdad de género se suele tratar desde una perspectiva heterosexual pero nosotros hemos querido trascender esa visión muy maniqueista porque la realidad es mucho más rica y más plural, cuando hablamos de orientación e identidad sexual hay que trascender la heteronorma", explica Sánchez Vico. Y celebra que la Organización Mundial de la Salud haya dejado de considerar la transexualidad como enfermedad mental. "Se ha dado un paso de gigante, aunque se ha tardado mucho", sostiene la docente y activista feminista.

Vivimos en un mundo en el que no hay heterofobia, pero si se invirtiesen los papeles, como señala Sánchez Vico, "comprenderíamos lo absurdo de la intolerancia". Por contra, "lo correcto, lo sano y lo normal es el respeto a las orientaciones e identidades de cada uno, porque la sexualidad es lo más privado que tenemos y normalmente no interfiere en la vida de los demás", agrega la profesora que ha centrado parte de su vida en el activismo. "Si yo como persona he alcanzado unos derechos quieres que todas las personas tengan los mismos y el activismo te mueve a procurar que en la sociedad se tenga una igualdad real", añade.

Dar esta visión inclusiva es fundamental en la escuela y Sánchez Vico considera que tendría que hacerse desde Infantil. Sobre todo porque muchos casos de acoso se realizan a costa de la orientación sexual de los compañeros. "Se ataca a través de la orientación y de la identidad, hace falta mucha educación, hay que visibilizar los derechos del colectivo desde la infancia", estima la profesora y apunta que mientras que en edades tempranas todo se normaliza "lo difícil viene cuando se produce una sociabilidad de género, ahí empiezan los problemas, porque las sociedad los castra, los señala y discrimina, muy especialmente al colectivo trans".

Por eso, Sánchez Vico es partidaria de los aseos mixtos en colegios e institutos y de que la documentación administrativa respete tanto al menor como la diversidad familiar, "a la que hay que saber tratar desde el centro". En su instituto han realizado este curso la campaña Todos los amores son iguales. En ella han hablado de las diferentes orientaciones sexuales, de la transexualidad, de las muchas clases de familia que existen en la sociedad actual. "Hay 7.000 millones de personas en el mundo y 7.000 millones de sexualidades y esto hay que respetarlo y reeducar para que no haya más traumas, son tantos los moldes en los que nos han educado que hay que romperlos para ser una sociedad más sana y feliz", subraya la profesora y destaca que las lesbianas son las más invisibilizadas.

Sánchez Vico asegura que este reconocimiento le llena de emoción por todo el trabajo que ha realizado su centro. Todo el alumnado del IES Eduardo Janeiro junto al profesorado tutor han sido formados en los derechos del colectivo LGTBI+.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios