Málaga

Las escuelas infantiles padecen una deuda de 1,7 millones por los retrasos de la Junta

  • Los afectados consideran ineficaz el modelo de gestión que "no beneficia ni a familias ni a centros"

Dos alumnas y su maestra en el aula de una escuela infantil. Dos alumnas y su maestra en el aula de una escuela infantil.

Dos alumnas y su maestra en el aula de una escuela infantil. / m. h.

Casi un mes y medio después del inicio del nuevo curso, las escuelas infantiles malagueñas siguen sin cobrar el pago de los gastos de gestión y adhesión, la antigua compensación por el mes de agosto. Esto supone que arrastran una deuda de 1,7 millones de euros, que se eleva hasta los 11 millones en el contexto andaluz. Aunque desde la Agencia Pública Andaluza de Educación aseguraron a los afectados que se iba a hacer efectivo el ingreso ayer mismo, a última hora de la mañana seguían sin cobrar una cantidad que debían de haber recibido en el mes de septiembre, según el acuerdo alcanzado en la mesa sectorial.

"Esto está siendo vergonzoso, no hay manera de sostenerlo", explican desde la junta directiva de la asociación Escuelas Infantiles Unidas. Y se preguntan "cómo pagamos los suelos y los impuestos si en agosto estamos cerrados, pues tirando de pólizas de crédito y a base de endeudarnos los centros, porque los intereses los pagamos nosotros, no ellos", agregan. Pero no solamente se quejan del retraso en el pago. También critican la interpretación sobre el acuerdo firmado que han realizado desde la dirección general y que supone un recorte de ayudas a muchos centros.

En la Mesa Sectorial se acordó una nueva fórmula de gastos de adhesión y gestión para suplir la antigua compensación de agosto -una suma que el año pasado la Junta de Andalucía no pagó. "Con esta nueva fórmula se garantizaba que el ingreso mínimo a cada centro serían 1.200 euros por unidad en funcionamiento, lo que nosotros entendemos como las aulas autorizadas en cada escuela. Sin embargo, la dirección general ha interpretado que se refiere a las que se tienen abiertas en el periodo ordinario y lo que han hecho ha sido contar las matrículas que tiene cada centro y así estipular las aulas abiertas, sin consultar la verdadera realidad de cada caso y sin informar a la mesa sectorial de que esto se iba a hacer así, sin decir claramente sus intenciones", apuntan desde la junta directiva de la asociación.

Para esta entidad que agrupa a 432 centros de toda Andalucía "el modelo de gestión no funciona, no beneficia ni a las familias ni a los centros. Con este decreto están descendiendo las matriculaciones, es un hecho", señalan. Y a esto se le suma que los precios continúan congelados desde 2009, además de otras peticiones realizadas por el sector que no han sido tenidas en cuenta. "Tenemos que pagar más sueldos, más luz, más impuestos, la comida es más cara, todo es más caro y seguimos recibiendo lo mismo que hace diez años, este decreto ha llegado tarde y mal", agregan desde la junta directiva de la entidad al tiempo que plantean iniciar una serie de movilizaciones si la situación no mejora. El 20 de octubre deben recibir el pago del mes de septiembre. "A ver que pasa", temen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios