Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Excavaciones arqueológicas cine Astoria Lo que ya dejan ver los antiguos cines Astoria y Victoria

  • Descartan que los restos de la muralla encontrados sean de época musulmana, con lo que no tendrían que ser conservados

  • Hallan restos de unos 90 cadáveres de quienes, posiblemente, participaron en la conquista de Málaga

Varios operarios trabajan en uno de los puntos en los que se han localizados restos humanos. Varios operarios trabajan en uno de los puntos en los que se han localizados restos humanos.

Varios operarios trabajan en uno de los puntos en los que se han localizados restos humanos. / Javier Albiñana

Bajo el suelo sobre el que hasta no hace mucho se levantaron los antiguos cines Astoria y Victoria, los arqueólogos siguen desentrañando parte del pasado de Málaga. La labor iniciada meses atrás se desarrolla sin sorpresas inesperadas, tal y como precisan los profesionales que trabajan in situ en el solar, que sí destacan como elemento principal el hallazgo de restos de entre 80 y 90 esqueletos humanos de época cristiana. 

De acuerdo con las explicaciones dadas por una de las responsables de las excavaciones, Ana Arancibia, "posiblemente sean los cristianos que participaron en la conquista que se enterraron aquí". El nivel en el que han sido encontrados, ha apuntado, es "inmediatamente anterior a la creación del convento de Santa Ana y posterior al último momento musulmán".

Una conclusión a la que llegan expertos tomando como referencia el hecho de que el espacio, "una zona de explanada", se encontraba "en el camino hacia Granada, con lo que es posible que sean los muertos que participaron en la conquista de Málaga". A esto hay que sumar el hecho de que buena parte de los cadáveres hayan sido encontrados en la postura cristiana, "de frente, mirando al cielo y con las manos cruzadas; no estaban maniatados".

Los trabajos, que fueron adjudicados a la empresa Hermanos Campano, avanzan a buen ritmo, habiendo delimitado las habitaciones conventuales y las zonas de las antiguas cocinas. "A partir de ahora entramos en la fase nazarí y nos quedaría la fase califal, que se supone que será la última", ha aclarado Arancibia en las explicaciones que daba al alcalde, Francisco de la Torre, que este miércoles ha visitado la excavación.

Francisco de la Torre, en el momento en que atiende a los medios de comunicación. Francisco de la Torre, en el momento en que atiende a los medios de comunicación.

Francisco de la Torre, en el momento en que atiende a los medios de comunicación. / Javier Albiñana

Ante las dudas expuestas por el regidor, la especialista ha indicado que la etapa romana "se supone que está muy tocada por las avenidas del arroyo Calvario". Ante la posibilidad de que en este punto del casco histórico se localizase un anfiteatro romano, Arancibia ha desechado esa opción. "Creemos que por el sitio, muy intestable al estar afectado por los arroyos que bajaban de Gibralfaro, es difícil tener una estructura tan grande; ya deberíamos, casi a los tres metros, haber encontrado algo sólido".

A mediados del pasado mes de noviembre, en los inicios de la excavación, desde la Delegación de Cultura se confirmó la posible aparición de restos de la muralla nazarí, cuyos orígenes corresponderían al siglo XII. Sobre el particular, el avance de los estudios parece descartar esta posibilidad. "Es un aparejo muy parecido a ciertas reformas que hacía el marqués de Valdeflores y puede pertenecer más que a la muralla a una reforma de la puerta de Santa Ana", ha precisado. En este sentido, ha añadido: "estamos estudiando el tapiado porque no se adecua a uno musulmán, sino más a uno posterior de época castellana".

Creen que la fase romana estará muy afectada y desechan la idea de que hubiese un anfiteatro bajo los cines

De confirmarse este extremo, estos restos perderían la condición de Bien de Interés Cultura (BIC), lo que evitaría la obligación legal de tener que conservarlo dentro de la parcela. Una posibilidad que se ha llegado a manejar en los últimos meses y que podría haber condicionado parcialmente el desarrollo futuro del equipamiento cultural-hostelero previsto por el Ayuntamiento.

A tenor del avance de la investigación, según han apuntado De la Torre, no parece que la apuesta municipal por adjudicar a una empresa privada el espacio para la ejecución de un edificio de nueva planta, se vea alterada. No obstante, quedan aún algo más de dos meses para que se den por culminadas las actuaciones.La trascendencia de la operación que ahora se lleva a cabo para el futuro desarrollo de esta estratégica parcela del Centro es máxima. Más aún porque la propuesta privada que tiene, de inicio, el aval municipal contempla la ejecución de un auditorio subterráneo, con dos plantas bajo tierra, para la celebración de conciertos y otros eventos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios