Málaga

Continúa la exportación de nitrato amónico desde el puerto de Málaga

  • Cumplimentadas siete salidas en 2020 y realizada una carga en enero, para esta semana se espera un segundo embarque

Buque 'Atlantic Island' cargando nitrato amónico la semana pasada. Buque 'Atlantic Island' cargando nitrato amónico la semana pasada.

Buque 'Atlantic Island' cargando nitrato amónico la semana pasada. / J. C. Cilveti

Clasificado como mercancía peligrosa, el nitrato amónico, con usos tan diferentes como la fabricación de fertilizantes o explosivos, parece que ha encontrado en el puerto de Málaga un lugar idóneo para su exportación. Realizados en el pasado ejercicio siete viajes para enclaves de Marruecos, Mauritania y Túnez, entre marzo y octubre, cuatro barcos diferente movilizaron este producto ejecutando en cada una de estas singladuras una carga no superior a las 1.500 toneladas.

Procedente el nitrato amónico de la factoría que la empresa Fertiberia tiene en la localidad de Puertollano, esta línea de exportación a demanda, ejecutó su primera carga de 2021 la pasada semana cuando el buque de bandera chipriota Atlantic Island (el que más veces ha realizado estos viajes hasta la fecha), embarcó en la terminal del muelle número nueve algo menos de 1.500 toneladas con destino a Casablanca.

Cumplimentado este viaje, según previsiones, este mismo barco regresará mañana al puerto malacitano para realizar una carga similar. Mantenidas unas extremas medidas de seguridad, la movilización del nitrato amónico que, tanto en el envío ya realizado hace uno días como en el que se efectuará próximamente, según ha sabido Málaga Hoy, será usado en el reino de Marruecos para la fabricación de explosivos de uso civil, participa de una compleja normativa de transporte para impedir posibles accidentes.

Movilizado por carretera, este producto llega envasado en las denominadas big bags, unas sacas de gran resistencia que, en este caso concreto, pueden albergar entre 1.000 y 1.125 kilos de nitrato amónico. Tras la entrada controlada de los camiones al recinto portuario malacitano que deben circular cumpliendo todas las normas de transporte de mercancías peligrosas, esta carga, posicionada en el muelle número nueve, y ya con el barco atracado, se comienza a cargar en las bodegas de buque.

Con el objetivo de evitar al máximo la manipulación (otra medida de seguridad), estas sacas se embarcan con un sistema de carga múltiple y ganchos automatizados que, posicionado en una grúa de contenedores, permite movilizar a la vez hasta un máximo de 20 bigs bags; un sistema que se empezó a usar en 2013 en los muelles malagueños para la carga de cemento ensacado.

Una exportación, la de una mercancía peligrosa que, asentada en el puerto malacitano desde el año pasado afronta unas buenas expectativas de futuro.

Más información sobre marítimas en El blog de Juan Carlos Cilveti: La mar de historias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios