Málaga

La factura final del soterramiento del AVE asciende a 208 millones

  • El proyecto cambió al instalarse dos vías por sentido o mejorar el apeadero de San Andrés

Las obras de la integración del ferrocarril en Málaga se han encarecido. La factura final que pagarán Junta de Andalucía, Ayuntamiento de Málaga y Ministerio de Fomento ha subido un 43% respecto a lo que se preveía. Las diversas modificaciones en el proyecto han hecho que los trabajos pasen de los 144 millones de euros en los que se adjudicó la obra a Sacyr hasta los 208 millones de euros que costarán definitivamente.

Así lo aprobaron las tres administraciones en la Comisión de Seguimiento que se celebró la semana pasada en Madrid. Allí, se acordó cambiar la cantidad que cada una de ellas aportaba al proyecto, que corresponde a un porcentaje fijado inicialmente en 2004. Fomento, a través del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) pagaba el 64% y el restante 36% a partes iguales entre Junta y Ayuntamiento.

Así, si el Consistorio tenía previsto pagar 20,7 millones, ahora tendrá que desembolsar 37,6 millones de euros, lo mismo que la Administración autonómica. Mientras, Fomento deberá aumentar su aportación hasta los 134,6 millones de euros.

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Málaga, Manuel Díaz Guirado, aseguró ayer que la revisión del precio final "ha sido importante". "Pero aunque nos duela a todas las administraciones lo que se ha hecho es lo mejor para el proyecto y para la ciudad", añadió Díaz Guirado. "Las modificaciones las hemos aprobado por consenso entre todos y con el ánimo de todos ha sido buscar que los malagueños se vean beneficiados", explicó el concejal del Consistorio malagueño. Una opinión que también subrayaron desde el Ministerio de Fomento, donde comentaron que todos los cambios "han sido para que todo esté mucho mejor".

A los 144 millones de euros iniciales hay que sumar una modificación de 21 millones, así como otros 27 por obras complementarias. También una revisión de precios que ha incrementado la factura en 8 millones de euros y otros 7 como valor de la construcción del nuevo apeadero de San Andrés.

Fuentes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias aseguraron además que hay otras zonas "colaterales" que se han visto mejoradas durante la obra del soterramiento, como algunas partes contiguas al recinto ferial o diversos trabajos de mantenimiento. Además, también insistieron en que mientras antes sólo estaba previsto crear una vía de cada ancho (nacional e internacional) finalmente se han construido dos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios