Málaga

La familia del inmigrante fallecido en Archidona reclama una investigación

  • Dudan de la versión del suicidio y alegan que en el interior de la cárcel "había violencia"

Dispositivo policial tras la muerte del inmigrante. Dispositivo policial tras la muerte del inmigrante.

Dispositivo policial tras la muerte del inmigrante. / efe

El hermano del inmigrante fallecido el pasado viernes en el centro penitenciario de Archidona, Ahmed Bouderbala, pidió ayer que se lleve a cabo una investigación "al detalle" sobre lo ocurrido y que "no se expulse a los internos ya que pueden ser testigos". Así, expliucó que "hablaba a diario" con su hermano, quien le contaba que "había violencia" física, pero no era alguien "deprimido", sino que era "muy alegre y positivo". "Ha muerto en circunstancias opacas", estableció Ahmed Bouderbala, añadiendo que no era el perfil de alguien "deprimido o una persona que podría suicidarse. Era deportista, una persona joven, era muy alegre y positivo: la última persona a pensar que se podría suicidar", lamentó.

Mohamed se quejaba de que "no estaban bien, de la comida, del frío, pero no de la vida ni dijo que iba a suicidarse, estaba muy positivo. Yo no tuve indicios", aseguró Ahmed. Además, señaló que cuatro días después de conocer la noticia aún no le habían dejado ver a su hermano. Las supuestas agresiones físicas "eran como el menú", explicó, al tiempo que aclaró que "para ellos -los policías- estaban poniendo orden, pero con violencia", dijo. "El último día que fui a ver a mi hermano estaba con las esposas puestas", destacó.

En ese sentido, ha apuntado que "mi hermano había venido a Europa para mejorar su vida, no para delinquir ni matar a alguien, ni para que lo maten", dijo al tiempo que insistió en pedir "una investigación muy concreta, al detalle, para saber realmente qué ha ocurrido". Asimismo, desde la Plataforma Ciudadana contra el CIE, presente en la rueda de prensa en la que intervinieron familiares de varios internos del centro penitenciario, exigieron que se abra una investigación "independiente", para lo que es necesario que no se continue con las expulsiones, ya que "todos los internos son susceptibles de haber sido testigos de los hechos", señaló el portavoz Daniel Machuca.

Si se expulsa a los testigos la investigación "no va ser veraz ni fiel", apostilló Machuca. "Lo que nos cuentan las familias y los recursos audiovisuales que circulan por las redes sociales nos han alertado de que están sucediendo momentos totalmente reprobables", describiendo imágenes de un vídeo. Por otro lado, expresó su sorpresa por la muerte de Mohamed Bouderbala, pues "si supuestamente ha sido un suicidio, algo que se tendrá que confirmar cuando finalice la investigación, nos sorprende que bajo la custodia del Ministerio del Interior y de la Policía Nacional se haya podido suicidar un interno en un centro penitenciario". "Es algo totalmente condenable y queremos saber cómo ha podido llegar a suceder", apostilló.

Por su parte, Rubén Quirante, otro de los portavoces de la plataforma, indicó que "desde el principio, todo el proceso ha sido ilegal" y así enumeró entre las ilegalidades "desde que se encarceló a 577 inmigrantes, a meterlos en una cárcel; expulsar sabiendo que hay menores; estar custodiados por la Unidad de Intervención Policial, lo que conlleva a esas escenas de violencia; no facilitar horario de visitas; o ver a los familiares por medio de una mampara", apuntó

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios