Málaga

Dos febreros tan diferentes...

  • El mes actual ha dejado en la capital 4,4 litros de lluvia frente a los 150 recogidos el 19 de febrero de 2017

  • Las precipitaciones regresan mañana

Imagen del destrozo ocasionado por la trombra de 2017 en la ciudad. Imagen del destrozo ocasionado por la trombra de 2017 en la ciudad.

Imagen del destrozo ocasionado por la trombra de 2017 en la ciudad. / EFE

Febrero está siendo un mes anormalmente seco y prueba de ello es que en lo que llevamos de este periodo, los registros del aeropuerto de Málaga de la Agencia Estatal de Meteorología han recogido 4,4 litros por metro cuadrado en la capital, de los que 0,8 correspondieron a la pasada madrugada y 3,6 cayeron el día 4. La situación de falta de lluvias del mes en curso no tiene nada que ver con la registrada el pasado año, cuando una tromba de agua se cebó con la capital un 19 de febrero ocasionando importantes daños materiales en la ciudad.

La jornada del 19 de febrero del 2017 se inició con previsión de lluvias, pero nada hacía presagiar la fuerte tormenta de agua y granizo que descargó de madrugada, especialmente sobre la zona este de la ciudad, con 152 litros por metro cuadrado. La fuerza del agua provocó el corte de calles, el derrumbamiento de parte de la calzada en la calle Flamencos, además de viviendas y locales anegados, el desbordamiento de arroyos y conductores atrapados en sus vehículos. La lluvia comenzó a caer tímidamente en la ciudad poco antes de la medianoche, pero fue pasadas las 2:00 de la madrugada cuando empezó a descargar la tormenta que mantuvo a la ciudad en vilo hasta primeras horas de la mañana, si bien fue entre las 3:00 y las 4:00 horas cuando se vivió el peor momento como prueba del hecho de que en ese intervalo se acumularon hasta 80 litros por metro cuadrado en el puerto malagueño.

La cantidad caída en una sola hora sobre la ciudad está muy lejos de la que llevamos en los veinte primeros días del presente mes de febrero, cuando apenas se han alcanzado los 5 litros en dos jornadas y no se espera que llueva en los próximos días, al menos de forma importante.

La estabilidad meteorológica y las temperaturas altas serán la tónica del tiempo durante la primera parte de la semana en Málaga, cuando sólo cayeron algunas precipitaciones durante el día de ayer en la zona costera, sobre todo en el litoral occidental, y también en la capital, aunque de escasa relevancia. Para hoy está prevista la entrada del viento del norte, que devolverá la estabilidad y los cielos despejados a toda la provincia. En esta jornada las temperaturas máximas previstas son de 20 grados en la capital y en la costa oriental, e incluso en las zonas más frías como Antequera y Ronda se alcanzarán los 17 y 16 grados, respectivamente. Las mínimas también serán suaves en todas las comarcas, superando los 10 grados en todas excepto en el interior.

La estabilidad atmosférica permanecerá hasta el miércoles por la tarde, cuando se prevé la entrada de un nuevo frente lluvioso a la Península. En la provincia de Málaga se espera que este frente deje algunas precipitaciones, sobre todo por la noche y de madrugada, en la capital y en la costa. En las comarcas del interior no se esperan precipitaciones durante toda la semana.

El jueves se espera un descenso térmico de hasta cinco grados, sobre todo en la costa y la capital, donde no se espera que se sobrepasen los 15 grados de máxima. Las precipitaciones regresarán a la zona de Marbella entre el jueves y el domingo, si bien no se esperan lluvias para el resto de la provincia. La situación de estabilidad que se extenderá durante estos días y hasta el domingo podría dar un giro la próxima semana, con la entrada de un nuevo frente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios