Málaga

El final de la temporada alta del turismo deja 2.814 parados más

  • El desempleo alcanza a 149.135 personas, la cifra más baja que se registra en un mes de septiembre desde 2009

  • La Seguridad Social refleja sus mejores datos en la última década

Turistas transportando sus maletas, este verano. Turistas transportando sus maletas, este verano.

Turistas transportando sus maletas, este verano. / m. h.

El paro ha crecido en septiembre, como es tradición al final del verano, coincidiendo con el término de la temporada alta del turismo. El mes pasado cerró en la provincia de Málaga con 149.135 personas inscritas en las oficinas públicas de empleo. Desde la perspectiva del corto plazo, esta cifra es mala. Supone 2.814 parados más que en agosto. Es decir, la tasa de paro sube un 1,9%. Sin embargo, si se abre el foco y se vuelve la mirada a septiembre de 2016 el dato es bueno. Muy bueno. Ahora hay 14.066 parados menos que hace un año. La evolución interanual del desempleo ha experimentado un retroceso del 8,6%. En términos relativos, ésta es la mayor caída del paro en el último año que tiene lugar en Andalucía. En este sentido, no hay un mes de septiembre mejor que este desde 2009.

La asimetría de estos ritmos tiene una doble explicación. Por un lado la dependencia del sector servicios proyecta la fragilidad del mercado laboral de Málaga que se mueve al compás que marca la llegada o salida masiva de turistas. Sin embargo, en términos generales la economía está mejor ahora que hace un año, circunstancia que tiene cumplido reflejo en el mercado laboral.

El paro se cronifica entre los mayores de 45 años, que suponen el 59% del total

Esta dualidad también se aprecia en las afiliaciones a la Seguridad Social. Por un lado, septiembre no ha sido bueno, porque se han contabilizado 6.046 menos cotizantes que en agosto (-1%), sin embargo, el comportamiento interanual sí ha sido muy positivo con 30.596 afiliados más (5,4%). Septiembre cerró con 592.706 cotizantes. Este es el dato más alto que se recuerda en la última década. Hay que remontarse a 2007 para hallar un mes de septiembre con más afiliados que ahora en la provincia de Málaga. Las inscripciones en la Seguridad Social tocaron fondo en septiembre 2013, cuando solo se contabilizaron 495.334, es decir, en los últimos cuatro año se han incorporado 97.372 personas al sistema.

De los 592.706 afiliados a la Seguridad Social en septiembre, 112.555 (19%) son trabajadores autónomos. Con estos números en la mano, Málaga es la provincia andaluza con más empleados autónomos.

El desempleo alcanzó sus máximas cotas en septiembre de 2012, cuando las oficinas tenían inscritas a196.981 personas. A partir de ahí inició un lento descenso que ha concluido el pasado 30 de septiembre con 149.135 parados. De acuerdo con las estadísticas oficiales hay más mujeres paradas que hombres: 85.88, frente a 63.247. También revelan que el desempleo se ha cronificado entre los mayores de 45 años. En la actualidad hay 73.759 demandantes de empleo que superan esta edad. Es decir, el 59,5% de los parados de Málaga son mayores. La segunda circunstancia en este grupo es que son parados de larga duración, es decir, personas que perdieron su puesto hace más de un año y que se han quedado en los márgenes del mercado laboral con dificultades para regresar a la actividad profesional.

Por áreas productivas destacan los servicios como el segmento con peor comportamiento en septiembre. En este sector, la cifra de parados asciende a 103.154 personas, 3.732 más que en agosto. Se trata, por tanto, de las personas que trabajaban en empresas vinculadas al turismo y a actividades relacionadas con el tiempo libre y las vacaciones que han perdido su empleo al acabar el verano. También ha aumentado, aunque con más moderación tanto desde un punto de vista absoluto como relativo, el número de personas que se han inscrito como demandantes de empleo y que nunca habían trabajado con anterioridad. En este caso se ha pasado de 17.352 en agosto, a 17.703 en septiembre. Sin embargo, la empleabilidad ha crecido en todos los demás sectores, aunque también es cierto que lo ha hecho con modestia.

La industria, por ejemplo, tiene 7.548 parados, exactamente 68 menos que en agosto. La construcción, que tradicionalmente ha sido un área de empleo intensivo de mano de obra, da pequeñas muestras de mejoría con 3.257 parados, o sea 235 menos que el mes precedente. La agricultura, finalmente, destaca en una provincia eminentemente volcada en los servicios como Málaga. Aunque se mueve en proporciones muy discretas, los números son alentadores. Frente a los 4.191 parados del mes de agosto, septiembre ha concluido con 3.883 demandantes de empleo en el segmento agrícola. O sea, con 308 parados menos que suponen un retroceso superior al 7%

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios