medio ambiente

Un fondo marino de... basura

  • La asociación AUAS realizó ayer una jornada de limpieza en el espigón de la Térmica

  • Ocho buzos se sumergieron seis metros durante una hora

La Asociación Universitaria de Actividades Subacuáticas (AUAS) llevó a cabo ayer una nueva jornada de limpieza de fondos marinos en el espigón de la Térmica, para cuya tarea un total de ocho buzos se sumergieron en las aguas de esta playa durante una hora. En esta edición colaboraron Bomberos Sin Fronteras, Cruz Roja del Mar, GEAS de la Guardia Civil, Servicio Marítimo de la Guardia Civil, Protección Civil y el grupo de buceo de la UME. Todas ellos formaron parte del dispositivo de seguridad, con dos embarcaciones de auxilio, así como cuatro kayaks que en todo momento estuvieron a escasos metros de donde se encontrasen las diferentes parejas de buzos que participaron en este despliegue, en el que también estuvo presente el concejal del distrito Carretera de Cádiz, Raúl Jiménez.

Precisamente, uno de los aspectos más cuidados en esta iniciativa de limpieza de las aguas fue la seguridad. Además de las embarcaciones cercanas a los buzos, estos dispusieron de boyas que señalaban el lugar en el que se encontraban en cada momento, además de hidrófonos mediante los cuales podían comunicarse con la superficie. En cuanto a la profundidad alcanzada, esta fue de seis metros.

Por su parte, no solo se realizó una limpieza de los fondos marinos, ya que numerosos miembros de las asociaciones Varadero la Térmica y de Hogar Mediterráneo de la OJE contribuyeron a la limpieza y recogida de los diversos residuos que había a lo largo del espigón y las proximidades del mar como la orilla. Personas de diferentes edades colaboraron en estas jornadas de limpieza que con la de ayer llegó a su undécima edición.

El resultado de esta hora de limpieza marina y en tierra durante la mañana de ayer fue un gran número de bolsas de basura repletas de los diferentes residuos que los voluntarios recogieron. Entre la basura predominaban latas de refrescos, hilo de pescar y alguna que otra colchoneta de playa. Todos estos restos extraídos fueron posteriormente clasificados para su reciclaje.

Además, desde la asociación AUAS se pretende con esta actividad concienciar a los ciudadanos sobre la necesidad por parte de todos de cuidar el litoral. Finalmente, la jornada concluyó con una paella de convivencia realizada por los buzos de la Hermandad del Carmen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios