Málaga

"Me he gastado unos 500 euros en joyas para mi mujer"

  • La crisis pasa de largo en algunos establecimientos, que sacan partido a sus ofertas

Si bien es cierto que la crisis económica afecta a los hábitos de consumo, muchos no parecen acordarse de los malos augurios económicos. Juan paseaba ayer cargado de bolsas por la Plaza de la Constitución, pero ninguno de los artículos que en ellas portaba parecía que fueran para él. "Llevo varias blusas para mi hija y, sobre todo, joyas para mi mujer. Me he gastado unos 500 euros sólo en joyas. Hoy [por ayer] me despido de las rebajas", reconocía este cliente, que confesaba además haber encontrado "buenos descuentos de entre el 15 y el 30%" en las tiendas del centro.

Muchos consumidores quisieron darse un respiro después de tanta austeridad. Era el caso de una familia de cinco personas, que, a mediodía, se disponía a entrar en uno de los locales. "Las rebajas son sagradas. Nosotras no recortamos", manifestaba María, quien ya se había decidido por "varios pantalones, zapatos y vestidos" -todos ellos para el verano y también para el entretiempo-.

Mercedes, acompañada de sus dos hijos, añadía que solo por la mañana había gastado cerca de 300 euros, de manera que su intención era "no seguir gastando más dinero", sino irse a la playa junto a los chicos. A ellos había dedicado, en gran medida, las compras que había realizado. A juicio de esta mujer, los artículos "continúan estando muy caros", por lo que, en su opinión, las rebajas "no sirven ya como ocasión especial para renovar el fondo de armario". "Creo que el precio rebajado que ahora tienen los productos es el que deberían tener en condiciones normales el resto del año", señalaba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios