Sucesos

Defiende a una mujer que estaba siendo maltratada, avisa al 091 y graba a su agresor

  • El testigo presenció cómo un individuo, que fue detenido, tenía retenida a su pareja y le propinaba puñetazos

  • Según su versión, le había quitado el bolso para impedir que pudiera pedir ayuda

Paseo del Parque, donde se produjo el suceso Paseo del Parque, donde se produjo el suceso

Paseo del Parque, donde se produjo el suceso / M. H.

Él la tenía retenida, le había propinado dos puñetazos en la cabeza y, a renglón seguido, le arrebató el bolso con la supuesta intención de evitar que pidiera ayuda. La víctima, con la que mantenía una relación sentimental desde hacía nueve meses, lloraba con desconsuelo. La escena estaba siendo contemplada por un nutrido grupo de personas, entre ellas unas jóvenes que aguardaban la llegada del autobús en el Paseo del Parque. Solo un hombre tomó cartas en el asunto para defender a la mujer, a la que intentó calmar:  "Tranquila, lo he visto todo y os he grabado. Viene la Policía", espetó. 

La escena estaba siendo contemplada por un nutrido grupo de personas, entre ellas unas jóvenes que aguardaban la llegada del autobús en el Paseo del Parque

El presunto agresor, de origen pakistaní, le advirtió que "no se metiera en sus asuntos". "Yo no, va a hacerlo la Policía", replicó el testigo, que, según su versión había llamado hasta en dos ocasiones a la Sala del 091, temeroso de que el individuo continuara golpeando a su pareja, de nacionalidad hondureña. Fue entonces cuando el supuesto autor depuso su actitud, le devolvió el bolso que le había sustraído e intentó huir.

El suceso ocurrió durante la madrugada del sábado al domingo, hacia las 3:00. Manuel F., esperaba para cruzar cuando se vio alertado por unos gritos que procedían de una zona de setos que limitan la carretera con la acera. "Crucé y vi perfectamente lo que ocurría. La tenía retenida. Ella intentaba liberarse y él le propinaba puñetazos en los laterales de la cabeza. Empecé a gritar que la Policía venía de camino y él comenzó a huir", relata el hombre. Al percatarse de la situación, el presunto agresor dejó de golpear a la mujer.

Manuel considera que su respuesta no ha sido "una heroicidad" ni tampoco le hace "mejor persona", pero ha querido hacer público el caso para denunciar la actitud "impasible" que mantuvieron todos los que asistieron "pasivamente" a la agresión. "Algunos incluso se sentaron en una parada de autobús para ver cómodamente el espectáculo. Dos chicas que iban a cruzar el paso de cebra veían como lloraba desconsoladamente la chica y desistieron en cruzar la carretera para darse media vuelta", cuenta indignado. Y a renglón seguido lanza un mensaje contundente: "A los que os faltaba un paquete de pipas mientras mirábais expectantes, os digo que esto os hace cómplices y delincuentes".

"A los que os faltaba un paquete de pipas mientras mirábais expectantes os hace cómplices y delincuentes"

El testigo permaneció con la víctima hasta que llegó la Policía Nacional, que detuvo al supuesto agresor por un delito de violencia de género. Una de las patrullas trasladaron a la a un centro hospitalario. Los agentes identificaron tanto a las dos partes como a Manuel F., que este lunes ha prestado declaración en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Málaga para relatar lo ocurrido y aportar unas imágenes que reflejan cómo la mujer estaba siendo retenida supuestamente por su pareja tras haber sido agredida.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios