Sanidad

El Hospital Clínico, Carlos Haya, Civil y Costa del Sol: los puntos calientes de las agresiones en Málaga

  • El personal sanitario en Málaga solo denuncia el 40% de las agresiones y hubo 96 delitos en 2018

Una protesta reciente en la entrada de urgencias del hospital Clínico de Málaga. Una protesta reciente en la entrada de urgencias del hospital Clínico de Málaga.

Una protesta reciente en la entrada de urgencias del hospital Clínico de Málaga.

El hospital Clínico es el punto en el que se producen más incidentes en el trato contra el personal sanitario por parte de los pacientes en la provincia de Málaga. Los otros tres complejos donde suele haber más tensión son, por este orden, el hospital Carlos Haya, el hospital Civil y el hospital Costa del Sol. La mayor parte de los altercados se producen en la zona de urgencias. Obviamente, cuanto mayor es el centro sanitario más pacientes se atienden y más probabilidades hay que de se produzca algún percance, aunque el trato vejatorio hacia los médicos, enfermeros y otro personal se produce también en cualquier centro de salud de barrio.

El personal sanitario solo denuncia el 40% de los delitos que se producen contra ellos en los hospitales y centros de salud de la provincia de Málaga, entendiendo como tales las amenazas, los atentados, las lesiones, las injurias y las coacciones. Así lo aseguró ayer la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, en el inicio de una reunión entre personal de distintas administraciones para tratar el problema de las agresiones a facultativos.

Gámez precisó que el año pasado se denunciaron 96 delitos, de los cuales 79 fueron en la demarcación de la Policía Nacional y 17 en la de la Guardia Civil. En el primer semestre de 2019 ya se han contabilizado 46. Eso no quiere decir que haya más delitos este año que el pasado sino que se están denunciando más. De hecho, Gámez afirmó que, si se cuentan todas las posibles incidencias, en total se denuncian el 60%, por lo que el 40% de los incidentes se olvidan.

La subdelegada del Gobierno pidió a los profesionales sanitarios que denuncien cuando sean víctima de un incidente y, sobre todo, de un delito “porque si no se denuncia no puede haber condena”. En este sentido, Gámez señaló que tras las denuncias se están produciendo detenciones y que ya ha habido sentencias condenatorias que suelen rondar el año de prisión en los delitos más graves. “Hagan ese esfuerzo porque merece la pena. No pararemos esto si no se denuncia”, reclamó Gámez a los profesionales.

“Es lamentable que quienes nos ayudan, nos cuidan y nos curan sean víctimas de insultos, amenazas o agresiones. Es inadmisible y llamativo. No es posible. Seguimos con tolerancia cero. Vamos a ser muy serios. Cualquier tipo de deficiencia o ineficiencia en el servicio no justifica nunca una amenaza o agresión a un sanitario”, añadió la subdelegada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios