Málaga

Los hosteleros insisten en que su situación es "crítica" y que habrá demandas indemnizatorias

  • El sector estima que pueden desparecer la mitad de los establecimientos

Javier Frutos (derecha) y Rafael Prado, pegan un cartel de la campaña. Javier Frutos (derecha) y Rafael Prado, pegan un cartel de la campaña.

Javier Frutos (derecha) y Rafael Prado, pegan un cartel de la campaña. / L. G.

La Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos) advierte que la situación del sector es "crítica" y que habrá demandas indemnizatorias por los perjuicios causados por las restricciones. Así lo manifestó el presidente de la organización, Javier Frutos, en el lanzamiento de una campaña para denunciar el negro panorama al que se enfrentan estos empresarios como consecuencia de las limitaciones impuestas por la pandemia y la falta de ayudas. 

"La situación es crítica, gravísima; necesitamos que las administraciones aporten para nuestra supervivencia", ha advertido Frutos. Según sus estimaciones, esta crisis puede llevarse por delante a la mitad de los 18.000 establecimientos hosteleros de la provincia. 

El presidente de Mahos ha apuntado que, aún abiertos, con las limitaciones horarias y de aforos, la facturación ha caído abruptamente. En la actualidad es en torno al 15% de lo habitual. Además, Frutos indicó que las ayudas ICO se están agotando y las ayudas directas -aunque sólo sean 1.000 euros que no aportan "nada"- todavía no se han activado. "Abramos o no, prácticamente estamos cerrados porque la facturación es residual", ha asegurado. Además, hizo hincapié en que con las limitaciones de aforo dentro y fuera de los locales, así como en el horario de apertura, "no es rentable" abrir porque "cuesta más dinero" estar abierto que cerrado. 

Frutos avanzó que habrá "demandas indemnizatorias" contra la Junta de Andalucía y el Estado por los perjuicios económicos que está sufriendo la hostelería debido a las restricciones. Unas denuncias que no se harán a través de Mahos, sino de despachos jurídicos. Serán individuales o colectivas, según lo que estimen los letrados. 

Hosteleros, este viernes en la Plaza de la Constitución. Hosteleros, este viernes en la Plaza de la Constitución.

Hosteleros, este viernes en la Plaza de la Constitución. / L. G.

Desde la organización se insiste en que "no existe nexo causal" entre el consumo en bares y restaurantes y los contagios y ni tampoco ningún informe técnico que avale que son estos establecimientos sean foco de transmisión del virus. "Somos la solución, no el problema", ha recalcado Frutos, que ha manifestado que si la hostelería abre, habrá menos reuniones en las casas donde está habiendo contagios.

Frutos no entró a valorar la prohibición de venta de alcohol después de las 18:00, pero opinó que permitir a la hostelería abrir más horas contribuye a reducir los botellones y las reuniones en las casas, con los consiguientes contagios. 

Mahos ha lanzado este viernes la campaña No cierro. Me cierran, en protesta contra las medidas restrictivas a la actividad hostelera en la provincia de Málaga. Representantes de la junta directiva de la organización y del sector se han concentrado esta mañana en la Plaza de la Constitución para iniciar una pegada de carteles en sus establecimientos con ese lema y con sus reivindicaciones. 

En los afiches, puede leerse: "No podemos aguantar más. Estamos abandonados por el Gobierno de España. Tras casi un año de pandemia, cero ayudas a la hostelería". Además, el cartel proclama: "Queremos una Isabel Díaz Ayuso [la presidenta de la comunidad de Madrid] en Andalucía. Alguien que nos defienda de los ataques injustos que sufrimos. Estamos cansados, hartos, ¡indignados!"

La hostelería malagueña tiene unos 18.000 establecimientos que dan empleo directo a unos 90.000 trabajadores. En la actualidad, el 25% de esos locales de restauración están cerrados. 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios