Málaga

Los hoteleros de la Costa del Sol aplazan a junio una previsible reapertura masiva de establecimientos

  • "Soy de los convencidos de que seremos los primeros en salir, pero va a ser muy difícil que sea en 2021", afirma Luis Callejón 

Un hotel cerrado por la pandemia. Un hotel cerrado por la pandemia.

Un hotel cerrado por la pandemia.

La recuperación del sector hotelero en la Costa del Sol se adivina lejos en el tiempo. Así al menos lo ha apuntado el presidente de la patronal, Luis Callejón, quien con claridad meridiana ha apuntado que serán varios los años que harán falta para alcanzar las cifras previas a la crisis sanitaria del Covid. 

"Soy de los convencidos de que seremos los primeros en salir, pero va a ser muy difícil que sea en 2021", ha afirmado este viernes en la presentación de los datos turísticos de la Costa del Sol correspondientes a 2020. A modo de ejemplo ha recordado lo que sucedió con la crisis económica de 2007, después de la cual hubo que esperar hasta 2014 para se iniciase una continuada mejoría en los datos turísticos de la provincia.

Una muestra de la crítica situación en la que se encuentra la industria hotelera es que, a día de hoy, se mantiene el cierre del 80% de los establecimientos, sin que se prevea una reactivación de estos establecimientos hasta el próximo mes de junio. "Y con incertidumbre, todo pensando que todo vaya bien, que la vacuna funcione, que nos vacunemos, que podamos recibir a los clientes con tranquilidad", ha destacado Callejón, quien ha señalado que esta previsión permite concluir cómo se espera la próxima Semana Santa, dando por sentado que será sin procesiones.

El presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos) ha vuelto a lanzar un llamamiento al Gobierno central al objeto de que sea sensible a las necesidades del sector, con el objetivo claro de "salvar el mayor número de empresas posible". El listado de demandas incluye la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (Ertes) a partir del 30 de enero, la reducción del IVA y el aplazamiento de pagos.

Callejón ha sido contundente al señalar hasta qué punto está afectado el empresariado hotelero. "No se nos puede tener en esta situación, porque la incertidumbre provoca muerte; todos los empresarios estamos infectados, unos serán asintomáticos, otros serán ingresados y otros morirán", ha afirmado.

Preguntado por las conclusiones que saca del año pasado, ha contestado que es un ejercicio "para olvidar y para aprender". "Eso es 2020, un año en el que la situación ha sido insólita, novedosa; hemos tenido que echar a nuestros clientes en el mes de marzo y encontrar las llave para echar el cierre; muchos no tenían ni llaves porque abrían 365 días al año", ha añadido. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios