Málaga

Al menos el 70% de los hoteles de la Costa del Sol echa el cierre

  • Las medidas gubernamentales de restricción a la movilidad enturbian el futuro de los establecimientos

  • El sector hotelero afronta pérdidas tras los malos resultados del verano

Unos clientes acceden al hotel Puente Romano de Marbella, que ha unificado la entrada con el hotel Nobu por el coronavirus. Unos clientes acceden al hotel Puente Romano de Marbella, que ha unificado la entrada con el hotel Nobu por el coronavirus.

Unos clientes acceden al hotel Puente Romano de Marbella, que ha unificado la entrada con el hotel Nobu por el coronavirus. / Mª Jesús Serrano (Marbella)

La pandemia de coronavirus y las restricciones a la movilidad aplicadas a nivel mundial siguen azotando al sector turístico, que en el destino Costa del Sol se refleja en su planta hotelera, de la que al menos el 70% ha echado el cierre ante una incertidumbre constante y los malos resultados de la temporada turística.

Y es que el sector se encuentra “en coma” tras un verano “bastante pobre”, a pesar de las inversiones realizadas para garantizar la seguridad, pero las recomendaciones para no visitar España o las cuarentenas implantadas en países como Reino Unido, Alemania o Francia han dado al traste con las esperanzas de los hoteleros para salvar la temporada, según ha destacado la secretaria general de Servicios de Comisiones Obreras (CCOO) en Málaga, Lola Villalba.

Así, ha estimado que “más del 80% de los hoteles están cerrados”, quedando abiertos “algunos en la zona de Marbella de cinco estrellas” y los de la capital. “El litoral está totalmente cerrado” desde “el paseo marítimo de Torremolinos hasta Mijas”.

El segundo estado de alarma decretado en el país, el toque de queda nocturno y el cierre perimetral de Andalucía no han hecho más que agravar la situación de los establecimientos que permanecen abiertos, ya que se han producido “cancelaciones” para los puentes y “muchos de ellos se están planteando cerrar”. Respecto a las campañas que vienen por delante, desde el sector de la hotelería -que comprende a establecimientos hoteleros y de restauración-, se da la Navidad “por perdida” y la Semana Santa “está un poco en el aire a no ser que tengamos vacuna”.

Vista general del hotel El Fuerte de Marbella, que permanece cerrado desde octubre. Vista general del hotel El Fuerte de Marbella, que permanece cerrado desde octubre.

Vista general del hotel El Fuerte de Marbella, que permanece cerrado desde octubre. / Mª Jesús Serrano (Marbella)

 

Por su parte, el representante de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos) y director del cinco estrellas Gran Lujo Los Monteros, ubicado en Marbella, Fernando Al- Farkh, ha calculado que en la Costa del Sol “en torno al 70% de los hoteles están cerrados” y los que hay abiertos están soportando “importantes pérdidas” tras un verano con un balance “bastante desastroso”.

Ello ha supuesto que las facturaciones “hayan caído de forma estrepitosa” y que en muchos casos no se hayan cubierto los gastos, por lo que “la situación económica del sector hotelero es bastante delicada” y “para que pueda sobrevivir, necesitará de las ayudas de las diferentes administraciones”.

Sobre las medidas adoptadas por el Gobierno central y la Junta, ha destacado que “van a afectar de forma catastrófica”, ya que “nos estamos aislando” y “ni podemos recibir a clientes de otras provincias en algunos casos”, por lo que el establecimiento se plantea el cierre.

Asimismo, ha valorado como “absolutamente incensario lanzar esa bengala a la distancia hasta mayo”, en relación a la posible prolongación del estado de alarma, lo que en su opinión es “limitar la recuperación del sector turístico en 2021”.

Fachada principal del hotel Los Monteros de Marbella. Fachada principal del hotel Los Monteros de Marbella.

Fachada principal del hotel Los Monteros de Marbella. / Mª Jesús Serrano (Marbella)

El director del cinco estrellas Gran Lujo Puente Romano de Marbella, Alberto Muñoz, ha lamentado el toque de queda nocturno que afecta a la restauración y obliga el cierre a las 22:30 horas, lo que implica “penalizar a los clientes” que se alojan en el hotel, que está obligado a prestar el “servicio de manutención”. Por ello, pie ampliar éste hasta las 01:00 horas. 

No dar estas prestaciones supone “restar posibilidades para generar negocio”, ya que en los cinco estrellas “pagas un precio más caro porque tienen una oferta mayor”, por lo que “mi propuesta se limita”.

Sobre el estado de alarma, ha tildado como “disparate” plantear su prolongación hasta mayo y espera que mejore la situación, remarcando que “si finalmente ocurre, la mayoría de los empresarios llevarán a todos los empleados a los ERTES y cerrarán todos los negocios”, por lo que no descarta que Puente Romano cierre “temporalmente hasta que esta situación mejore”.

El presidente del Centro de Iniciativas Turísticas (CIT) Marbella, Juan José González, ha señalado que el sector turístico ha experimentado “una bajada de facturación tremenda, pérdida de empleo y cuando terminen los ERTES se convertirán muy probablemente en ERES”. Como demandas ha destacado “obtener ayudas”, bajar impuestos, “mejorar la situación sanitaria” y “la imagen del país y de zonas locales”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios