Málaga

Los hoteles de Málaga pierden a más del 70% de sus turistas en 2020 debido al Covid

  • Este valor supone 4,1 millones de visitantes menos; de ellos, 3 millones extranjeros

  • El dato de las pernoctaciones se desploma un 76%, con 15,6 millones menos

Un turista entra en un hotel. Un turista entra en un hotel.

Un turista entra en un hotel.

Un 2020 para olvidar. En especial para la industria turística de la provincia de Málaga. Los datos oficiales al cierre del pasado ejercicio constatan la envergadura de la crisis causada por el Covid-19. Muestra de ello es que los hoteles malagueños perdieron algo más del 70% de sus turistas y un 76% de las pernoctaciones respecto a 2019.

Atendiendo a la Encuesta de Ocupación Hotelera publicada este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), durante los doce meses pasados los establecimientos apenas pudieron alojar a 1.662.106 visitantes, frente a los 5.821.358 del año anterior. Un desplome especialmente acusado en el caso de los turistas extranjeros, claramente afectados por las restricciones aplicadas en sus propios países y a nivel internacional. Estos, siendo mayoría, apenas sumaron 673.825, frente a los casi 3,6 millones de 2019. Esto es, un 81% menos. El otro millón de visitantes son nacionales, con una reducción del 54%.

La afectación de la pandemia es si cabe mayor aún cuando se atiende a las pernoctaciones. De las casi 20,4 millones registradas en todo 2019, este año recién acabado se pasa a poco menos de 4,8 millones. Es decir, hay 15,6 millones de pernoctaciones menos, lo que se traduce en un 76,6% de caída. Y de ellas, más de 12 millones protagonizadas por extranjeros (83,7% menos)

La incidencia ha sido severa sobre todos los destinos turísticos de la provincia. Conforme a las estadística del cierre del ejercicio, Málaga capital, por ejemplo, fue la que más visitantes tuvo, con 397.855, la mayoría de ellos nacionales. Pero este dato es un 71,8% inferior al de 2019. En las pernoctaciones ocurre otro tanto, ya que en 2020 se han perdido un 71,6%. De las 2.787.238 de 2019 se han pasado a 790.599. La caída de pernoctaciones es superior incluso en Torremolinos, que llegó a sumar más de 4,7 millones en 2019, frente a las menos de 900.000 del ejercicio ya cerrado.

Ante esta situación, a lo que añadir las limitaciones impuestas por los planes de restricción aplicados durante buena parte del ejercicio pasado para contener la expansión del virus, el número de establecimientos que abrieron sus puertas fue ciertamente limitado. Los meses en los que ha habido más activos han sido enero y febrero, cuando la crisis sanitaria no estaba aún presente. 

Al margen de estos dos periodos, octubre ha sido la mensualidad con más hoteles abiertos, 222, que han ofertado 10.550 habitaciones, teniendo un grado de ocupación del 30,37%. Frente a estos valores, el mismo mes de 2019 tuvo 402 hoteles abiertos, con una oferta de 16.096 habitaciones y una ocupación del 79,09%. Tomando en consideración la totalidad del año, la media mensual de hoteles abiertos ha sido de 266, dando empleo a unas 4.700 personas. Bien es cierto que los datos recogidos por el INE dejan a 0 las mensualidades de marzo, abril y mayo, periodo en el que se aplicaron las mayores restricciones, entre ellas, el confinamiento domiciliario, por ejemplo.

El último mes objeto de estudio es diciembre, en el que estuvieron operativos 212 hoteles, con 11.715 habitaciones disponibles, con un grado de ocupación de apenas 14,7%. En cuanto a la cifra de turistas, ha sido de apenas 33.705, un 76,6% menos que el año anterior. En cuanto a las pernoctaciones, han sido 13.729, frente a las 149.989 de 2019, un 90,8% menos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios