Turismo

Los hoteles de la Costa del Sol estudian hacer descuentos para los malagueños este verano

  • La Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol prevé una ocupación  muy reducida y sería una forma de captar clientes

Una persona pasa junto a un hotel. Una persona pasa junto a un hotel.

Una persona pasa junto a un hotel.

El sector hotelero de la Costa del Sol está estudiando la posibilidad de ofrecer descuentos a los malagueños este verano en sus establecimientos con el objetivo, por una parte, de agradecer el esfuerzo de todos los ciudadanos en estos momentos tan difíciles y, por otro, tener algo de ocupación pues se espera un verano "negro" y el cierre de numerosos hoteles.

"Estamos analizando la posibilidad de dar condiciones especiales a los malagueños, un kilómetro cero, mientras que para los clientes de otras provincias españolas haremos otro tipo de promociones", explica Luis Callejón, presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos).

Los hoteleros están buscando el encaje legal de esta medida ya que, en principio, no se puede discriminar clientes por procedencia, sexo, edad, etcétera, pero consideran que estamos en unas circunstancias excepcionales como demuestra, por ejemplo, el hecho de que haya hoteles que hayan cambiado su uso para poder convertirse en hospitales. 

La situación es compleja. Aehcos da por perdido el turista internacional este verano y el español, que representa en torno al 45% de los viajeros en agosto, tampoco lo tiene fácil porque hay numerosos expedientes de regulación de empleo e incertidumbre en los bolsillos. 

Luis-Callejon en una imagen de archivo. Luis-Callejon en una imagen de archivo.

Luis-Callejon en una imagen de archivo. / Javier Albiñana (Málaga)

“La realidad es oscura y el optimismo lo hemos dejado guardado en el cajón”, señala Callejón, quien recalca que el sector se encuentra ante una “incertidumbre total”, lo que en una industria como la turística es el peor escenario porque no se sabe qué hacer ni cómo reaccionar.

En estos momentos, el presidente de los hoteleros malagueños afirma que se mantienen las reservas que estaban hechas para junio y julio. No se han cancelado, aunque las cadenas hoteleras, dadas las circunstancias están dando facilidades para cancelar sin penalización. “Eso es pan para hoy y hambre para mañana porque el turista internacional no sé cómo va a venir y el nacional tampoco es sencillo”, indica Callejón.

Las miras están puestas hacia el turismo español, pero hay que ser cautos. Los hoteleros detallan que los españoles representan, como mucho, el 45 o el 50% de los turistas alojados en los hoteles en agosto. “Pero, con todos los Ertes que está habiendo y sin saber qué va a pasar en los meses siguientes, sería ya muy optimista pensar que pueda venir un 30% de turismo nacional”, precisa el presidente de Aehcos. Tener un hotel con un 30% de ocupación en verano no es rentable, sobre todo para las cadenas grandes. “Abrirán hoteles pequeños que tengan clientes fieles de toda la vida”, vaticina Callejón. De ahí que se quiera hacer una promoción especial para captar a los propios malagueños.

El número de turistas se va a desplomar porque el coronavirus no está controlado ni en España, ni en Reino Unido ni en Alemania -los tres principales mercados de la Costa del Sol- así como en Francia o Italia, entre otros muchos destinos. Además, la situación no se puede regularizar de un día para otro. “Los hoteles necesitamos un tiempo para reaccionar. No es abrir las puertas y listo. Tenemos que certificar que todo el establecimiento está desinfectado, abastecernos del material de protección necesario para todos los trabajadores y los clientes, reestructurar todo...”, narra el presidente de Aehcos.

Numerosos turistas, el pasado 19 de marzo, en el aeropuerto de Málaga. Numerosos turistas, el pasado 19 de marzo, en el aeropuerto de Málaga.

Numerosos turistas, el pasado 19 de marzo, en el aeropuerto de Málaga. / Javier Albiñaña (Málaga)

Desde el punto de vista puramente sanitario, Callejón cree que habría que hacer un test a todas las personas que se vayan a montar en un avión o un tren y dejar fuera a aquellas que tuvieran el Covid19. “Habría que hacer test que te den el resultado en 15 minutos a mansalva y se requeriría una infraestructura brutal. En España necesitaríamos 89 millones de test, tantos como turistas, y solo en Málaga 13 millones”, subraya.

Los hoteleros dan el verano por perdido y, por tanto, el resto del año ya que la temporada estival es la más importante del ejercicio. “Durante la pasada crisis al menos teníamos clientes, pero ahora está todo cerrado y habitación que no se vende un día que se ha perdido, no se puede vender más tarde como un pantalón”, lamenta.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios