Málaga

La incubadora de Economistas en Beatas se retrasa al año 2019

  • La dificultad en el desarrollo de la obra obliga a demorar la puesta en servicio de estas instalaciones

Imagen del edificio de la calle Beatas objeto de la actuación. Imagen del edificio de la calle Beatas objeto de la actuación.

Imagen del edificio de la calle Beatas objeto de la actuación. / javier albiñna

El proyecto de instalación de una incubadora vinculada al Colegio de Economistas de Málaga sigue haciéndose esperar. Por más que el Instituto Municipal de la Vivienda (IMV) adjudicase en abril del año pasado los trabajos de rehabilitación de un edificio de la calle Beatas para el asentamiento de estas instalaciones profesionales, la realidad es que el ritmo de los trabajos aplaza cualquier previsión de finalización al menos a los primeros meses de 2019. Es decir, del orden de un año después de lo previsto.

Así lo confirmaron a este periódico fuentes municipales, que relacionaron este retraso en al ejecución con la dificultad de actuar en el casco antiguo. A ello se suma que se trata de un espacio peatonal, lo que obliga a la empresa adjudicataria a pedir permisos para el acopio de materiales, el paso de camiones... El contrato firmado con la mercantil Easy 2.000 fijaba un valor de desarrollo de los trabajos de 887.734,20 euros (IVA incluido), con un plazo de 11 meses.

Los trabajos fueron adjudicados por unos 888.000 euros y un plazo de 11 meses

Se da la circunstancia de que en el proyecto de presupuesto para este ejercicio, Promálaga, organismo que asumirá la gestión de la mencionada incubadora en el momento en que esté operativa, marca la posibilidad de que el equipamiento esté en funcionamiento a lo largo de 2018. Un extremo que, tras ser consultado por este periódico, ya ponía en duda el gerente del organismo, Francisco Salas. Finalmente, según los datos del IMV esa opción es inviable.

El camino por el que viene deambulando el proyecto desde que se puso sobre la mesa está siendo dificultoso. Más allá de los problemas de la obra sobre el terreno, cabe recordar que la primera intención del Ayuntamiento fue la de demoler el edificio al completo, dado su estado de conservación. Sin embargo, la propuesta se topó en 2015 con la negativa de la Junta de Andalucía, que se negó a autorizar ese derribo. Ello frenó en seco la licitación impulsada por el Ayuntamiento para contratar los trabajos de adecuación, teniendo que iniciar de nuevo el procedimiento. Para la Administración regional, la demolición no estaba justificada, abogando por la rehabilitación.

El derecho de superficie del edificio objeto de la intervención fue cedido por el Colegio de Economistas a Promálaga, por un periodo de 50 años. El inmueble un solar con una extensión de 268 metros cuadrados, consta de cuatro plantas en su parte trasera y de tres plantas que dan a calle Beatas. Todo ello supone una superficie de 994,88 metros cuadrados. La nueva incubadora albergará 18 oficinas para profesionales, una sala de conferencias para cien personas, sala de exposiciones, sala de informática, archivo y demás dependencias necesarias para realizar un centro de emprendimiento y negocio para fomentar la creación de empleo y revitalizar el centro histórico de nuestra ciudad. El objetivo de este cenro es promover y colaborar con todas aquellas empresas, existentes o de nueva creación, y actividades de índole económica o social que potencien la generación de empleo, riqueza o bienestar social en la ciudad de Málaga y su entorno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios