Málaga

Las luces de calle Larios: afluencia sin masificación

  • Más de una decena de policías, entre locales y nacionales, controlan que no se produzcan aglomeraciones para ver las luces de Navidad en el Centro

Ambiente en calle Larios, este sábado por la tarde. Ambiente en calle Larios, este sábado por la tarde.

Ambiente en calle Larios, este sábado por la tarde. / Marilú Báez

En el primer día de un largo puente de la Constitución, y tras una semana de polémica sobre si el día del encendido oficial del alumbrado navideño en Málaga, hubo o no aglomeraciones de personas para ver las luces, todas las miradas estaban puestas en la calle Larios.

Este sábado, a las 18:45, con tiendas y bares ya cerrados y pese al frío –a esa hora los termómetros no pasaban de los 10 grados– la afluencia era importante y el ambiente festivo, con grupos de amigos bailando –mientras caminaban– al son de los villancicos que sonaban desde los altavoces, fotos familiares a la entrada de la calle y posados junto al árbol de la Plaza de la Constitución. Un ir y venir constante de personas, pero con una imagen más tranquila que la de la tarde de la inauguración.

“Afluencia sin masificación”. El diagnóstico lo dio el propio concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Málaga, Avelino Barrionuevo, que en persona se acercó a comprobar la situación. Allí, el edil reiteró que las cámaras de seguridad de calle Larios arrojan una vista aérea “sin ningún tipo de aglomeración” y explicó que el objetivo es “que la gente fluya y tenga la posibilidad de subir y bajar sin agolparse”.

Sin duda, el fuerte dispositivo policial contribuía a lograr ese propósito. De hecho, al encarar la calle Larios desde el monumento al Marqués, lo primero que llamaba la atención era el blindaje policial. De arriba a abajo, más de una decena de agentes de la Local y Nacional, así como de voluntarios de Protección Civil, controlan los aforos y un vehículo de la Policía Local recorría constantemente la vía impidiendo que se formara cualquier tipo de aglomeración.

En caso de que se produjeran, la Policía actuaría para reducir el aforo y cerraría los accesos. Otra de las medidas que ya se han llevado a cabo es el traslado de los títeres o atracciones que se instalan en esta calle y que pueden producir ciertas concentraciones de vecinos, así como el vallado del Árbol de los Deseos, para evitar que se pueda acceder a hacerse fotos al interior del mismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios