Málaga

Los médicos del hospital critican que les hayan recortado cuatro veces más que a los políticos

  • Un manifiesto de los facultativos estima en 30% su pérdida salarial frente al 7,5% de Griñán

Siguen saliendo a la luz manifiestos que canalizan el malestar por los recortes en los centros sanitarios. Los facultativos del Carlos Haya han suscrito un documento en el que afirman que desde el inicio de la crisis en 2008 su poder adquisitivo se ha visto "reducido ostensiblemente en un porcentaje muy por encima de lo ordenado en ley". Estiman que la pérdida ronda el 30% de la masa salarial frente al 7,5% del presidente de la Junta, el 6,5% de los consejeros o el 6% de los directores generales. Es decir, que el recorte en sus ingresos es por lo menos cuatro veces superior al de los políticos. Por ello, exigen que los recortes salariales se hagan en el mismo porcentaje que al resto de los funcionarios públicos y que a los directores generales de la Junta.

Pese a su malestar, aclaran que mantendrán una excelente asistencia hacia los pacientes. Los médicos del Carlos Haya aseguran que no son ajenos a la crisis y que asumirán los recortes "con sentido cívico", pero advierten que los ajustes deben hacerse con eficiencia, "lo que es difícil sin contar con la colaboración y asesoramiento de los profesionales encargados de la asistencia". En el escrito, los facultativos del complejo hospitalario expresan su convicción de que existen otras medidas de ajuste que deberían realizarse "antes de tocar los pilares del estado del bienestar como son la sanidad y la educación públicas, como eliminar entes públicos deficitarios o duplicados con otras administraciones". En su manifiesto, los médicos del Carlos Haya opinan que si con estas medidas no fuera suficiente, los ajustes en el sector sanitario público "se deberían centran en entidades no asistenciales y en organismos duplicados con otras administraciones del Estado". Y si tampoco con estas medidas fuera suficiente el ajuste presupuestario, entienden que entonces podría acometerse el recorte de las retribuciones del personal sanitario en porcentajes "idénticos en todos los servidores públicos".

Los médicos también reclaman que el incremento de la jornada no sea "un subterfugio para reducir los ingresos de los profesionales", que los cambios en la asistencia sean avalados por las juntas facultativas "hasta ahora absolutamente ninguneadas por la Administración" y que la retribución de las guardias no esté sujeta a ajustes. Como los del Clínico, los médicos del Carlos Haya están boicoteando las labores administrativas en protesta por los recortes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios