Málaga

El gran mercado con Sabor a Málaga

  • Sesenta productores y media docena de restaurantes participan desde este viernes hasta el martes en este evento, que se desarrolla en el Paseo del Parque y la Plaza de la Marina

Un puesto con comida caliente en el gran mercado de Sabor a Málaga. Un puesto con comida caliente en el gran mercado de Sabor a Málaga.

Un puesto con comida caliente en el gran mercado de Sabor a Málaga. / Javier Albiñana

El Gran Mercado Sabor a Málaga, que en su octava edición se celebra en el Paseo del Parque y la Plaza de la Marina de la capital malagueña, ha arrancado este viernes. Hasta el próximo martes, los mejores productos autóctonos de la provincia podrán adquirirse en un mercado que se ha convertido ya en una cita obligada de las fechas navideñas y que se completa con un programa de más de treinta actividades paralelas como talleres, catas dirigidas, presentaciones de productos, demostraciones de cocina en directo y actuaciones musicales.

Al contrario que en ediciones anteriores, la tradicional Feria Sabor a Málaga, que se celebra cada puente de diciembre, se ha reinventado este año como un gran mercado, dividido en dos localizaciones para evitar aglomeraciones y con un estricto control de aforo y medidas de seguridad sanitarias.

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha recorrido los puestos de restauración instalados en la Plaza de la Marina y los estands ubicados en el Paseo del Parque junto al vicepresidente primero de la institución provincial y diputado de Desarrollo Económico y Social, Juan Carlos Maldonado, y a la concejala del Área de Cultura y Deporte del Ayuntamiento de Málaga, Noelia Losada.

Salado destacó que, aunque esta Navidad vaya a ser especial, “no pueden faltar en nuestras mesas los productos malagueños, que son sinónimo de calidad y de gran variedad, por lo que ha animado a los ciudadanos de la capital a que visiten el mercado, con prudencia y cumpliendo las medidas sanitarias pertinentes, y a todos los ciudadanos de la provincia a que consuman productos locales.

Un hombre pasa delante de un puesto de chacina. Un hombre pasa delante de un puesto de chacina.

Un hombre pasa delante de un puesto de chacina. / Javier Albiñana

Por su parte, Juan Carlos Maldonado agradeció la implicación en el mercado de todas las empresas adheridas a Sabor a Málaga participantes y ha hecho un especial llamamiento a la sociedad malagueña para que, “teniendo en cuenta las actuales restricciones de movilidad, que no permiten la asistencia de visitantes de otros municipios, sean los vecinos de la capital quienes se movilicen y acudan para realizar sus compras navideñas y ayuden a la economía de muchas empresas de la provincia que, debido a la pandemia, están viviendo un momento complicado”.

En ediciones anteriores, el volumen medio de negocio para cada empresa participante en esta feria fue de 4.000 euros, ha recordado el vicepresidente primero, “por lo que es vital seguir manteniendo esta iniciativa aunque sea, como en este año, con un formato reducido”.

En el Paseo del Parque se ubicarán puestos de venta de 60 productores de toda la provincia que expondrán embutidos, mieles, dulces navideños, panes, aceites de oliva, chocolates, licores, destilados, cervezas artesanas, quesos de cabra, vinos o mermeladas, entre otros.

Algunos de los puestos instalados en el Paseo del Parque. Algunos de los puestos instalados en el Paseo del Parque.

Algunos de los puestos instalados en el Paseo del Parque. / Javier Albiñana

Por otro lado, en la Plaza de la Marina se han instalado media docena de puestos de hostelería, a cargo de restaurantes de la provincia, con comida para llevar, además de un carpa de 14 por 16 metros con un escenario en el que, aparte de albergar las tradicionales demostraciones culinarias, se entregarán los premios a los mejores vinos y quesos de cabra de la provincia.

Ambos recintos estarán abiertos al público de 10:00 a 18:00 horas y se prestará especial atención al cumplimiento de las medidas de seguridad sanitaria y al aforo, que se regulará mediante controles de acceso para que no se supere el máximo de 300 personas en el Paseo del Parque y de 200 en la Plaza de la Marina.

Como medida de seguridad, se vigilará que todos los asistentes lleven mascarilla, se les facilitará gel hidroalcohólico y se instará señalética para recordar que se mantenga la distancia de seguridad. Las instalaciones cuentan también con ocho lavabos químicos con personal de limpieza permanente que se encargará de mantener la higiene en los mismos tras cada uso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios