Málaga

La muerte de un hombre reabre el debate del Parque de Bomberos de Campanillas

  • Bomberos denuncian que estuviera cerrado y el concejal afirma que solo habrían podido llegar tres minutos antes

Sanitarios y bomberos en el lugar del incendio Sanitarios y bomberos en el lugar del incendio

Sanitarios y bomberos en el lugar del incendio

La muerte de un hombre de 63 años en un incendio ocurrido el jueves en su vivienda en la barriada de Campanillas el jueves por la noche ha reabierto el debate sobre el Parque de Bomberos de la zona, que lleva años cerrado. Desde el comité de huelga denunciaron que desde que recibieron el aviso de una persona que llamaba tosiendo hasta que llegaron al inmueble tardaron “20 minutos” desde Teatinos, que se sumaron a “otros diez en abrir la puerta”. “El parque de Campanillas está a menos de 10 minutos. Si no hubieran quitado las radiales de los camiones de extinción, habríamos accedido en menos de cinco”, apostillaron. Los sanitarios solo pudieron certificar la muerte del individuo tras intentar, sin éxito, reanimarle. “Si el Parque de Campanillas hubiese estado operativo, el GPS actualizado y las comunicaciones por radiotransmisor en condiciones, quizá hubiese corrido mejor suerte”, apostillaron desde el comité de huelga.

Sin embargo, el concejal de Seguridad, Mario Cortés, destacó que “los tiempos de llegada fueron los correctos”. “Desde el Parque de Teatinos se tarda 18 minutos. De haber tenido abierto el de Campanillas, “que es un parque-escuela de formación”, el ahorro habría sido de tres minutos”, recalcó el edil. Respecto a las críticas de los bomberos por las condiciones del GPS, Cortés subrayó que su actualización ya fue aprobada el año pasado, cuando se tramitó la compra. La previsión es que en los próximos días se adjudique a una empresa.

No obstante, precisó que hay “múltiples medios para saber llegar” a los puntos en los que se requiere su actuación. “Los bomberos tienen un sistema integrado y pueden usar Google maps. La sala, además, les va indicando por radio, pero ellos deberían saberse los callejeros como funcionarios de emergencia que son”, destacó.

La Policía Nacional tiene abierta una investigación para esclarecer las circunstancias en que se produjeron el fallecimiento de la víctima. A falta de los resultados de la autopsia que estaba previsto que se le practicara, los agentes sospechan que fue el propio individuo el que ocasionó el incendio con la quema de un colchón. Como consecuencia, ardieron dos habitaciones. Los bomberos encontraron a otra persona que pedía auxilio por la ventana. El fallecido, por su parte, había sufrido una parada cardiorrespiratoria.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios